Archivo de la categoría: Trabajo

Negociando y obteniendo mejores salarios

En estos días, estando la situación económica tan dura en Norte América, muchos se sienten afortunados tan solo por tener un trabajo. Sin embargo, una vez que lo tienes, es probable que tu siguiente paso sea buscar mejoras laborales, bien sea con tu mismo empleador o abriendo la puerta a otras oportunidades.

Algunos métodos que podrías utilizar para obtener esas mejoras son:

  • Intenta negociar tu salario inicial. Una vez que has empezado en una compañía, se hace más difícil conseguir aumentos de salario significativos, a menos que seas promovido. Según el libro Women Don’t Ask, los profesionales que no negocian su primer salario pueden perder hasta $500,000 en ingresos hasta la edad de 60 años.
  • Habla con alguien que trabaja en la compañia que quieres. La información que puede venir desde adentro es difícil de conseguir en fuentes públicas, incluso con la proliferación de internet. Empieza buscando en tu perfil de LinkedIn (o crea uno nuevo si no lo tienes), para hallar conecciones de 1er o 2do grado.
  • Chequea los salarios de tu empleador en Glassdoor. Ya comentamos sobre este y otros recursos para evaluar salarios en esta entrada.
  • Consigue un buen mentor, idealmente uno con experiencia y jerarquía en la organización. Busca asignaciones o proyectos en los que puedas interactuar con ellos, o ingresa a grupos profesionales populares en tu industria.
  • Analiza el paquete de compensación completo: salario y beneficios. Estas son algunas calculadoras en línea donde puedes ingresar factores que es más difícil de computar, como días de vacaciones remuneradas.

¿Qué otros métodos recomendarías para obtener mejores salarios y beneficios laborales?

Anuncios

Comentarios desactivados en Negociando y obteniendo mejores salarios

Archivado bajo Estados Unidos, Trabajo

Los efectos del “Sequester” ya se sienten – ¿Cómo me afectan?

La semana pasada estuve viajando por trabajo y me dio la impresión de que ya se están sintiendo los efectos del “Sequester“, los recortes automáticos en el presupuesto federal de Estados Unidos que entraron en vigor el 1ro de marzo. Para hacer el proceso de inmigración un domingo por la tarde, cuando los volúmenes de viajeros son altos, y en una de las grandes ciudades norteamericanas solo habían 7 agentes de inmigración! Estuve esperando al menos una hora y muchos estuvieron a punto de perder sus vuelos, incluyéndome – no lo perdí porque la aerolínea decidió retrasarlo 15 minutos.

¿Por qué creo que esto es efecto del Sequester y no de otras causas? Porque tuve compañeros de trabajo que realizaron el mismo viaje, en el mismo aeropuerto pero en días diferentes y experimentaron el mismo efecto.

Sin embargo, para ser aún más objectivos, la siguiente es una lista reducida de las áreas que se verán afectadas por el Sequester:

  • Trabajadores federales: más de la mitad de los empleados federales podrían verse obligados a tomar recortes de salario o ausencias no remuneradas para afrontar el recorte presupuestario.
  • Desempleo: las personas que reciban beneficios de desempleo por más de 6 meses (long term unemployment insurance) experimentarán cortes en los pagos de hasta 9.4%.
  • Defensa: 800,000 de los 2,000,000 de empleados civiles del Pentágono recibirán un recorte de 20% de sus salarios por 5 meses. Muchas operaciones militares también se estarán viendo afectadas.
  • Seguridad Nacional: según Associated Press, más de 2,000 inmigrantes ilegales fueron liberados de las prisiones donde estaban encarcelados, lo cual ha sido confirmado por el gobierno.
  • Salud: si bien algunos programas como Social Security, Medicaid y pensiones de veteranos están exemptas de los recortes, Medicare no lo está y experimentará ajustes de 2%. En principio esto no afecta directamente a los pacientes, ya que los recortes lo experimentarán los hospitales y doctores en los pagos que reciben del gobierno, pero algunos voceros de la industria han sugerido que el Sequester podría generar la pérdida de 200,000 empleos de la salúd.
  • Transporte: el TSA (Transportation Security Administration) confirmó que los lapsos de espera en puntos de entrada a los Estados Unidos se verán incrementados. También habrán recortes en la FAA (Federal Aviation Administration) que afectarán a los controladores aereros y, a su vez, a los vuelos comerciales.

De nuevo, esta es sólo una lista parcial de lo que se viene. Por ejemplo, ¿será que no nos veremos afectados si nos limitamos a pasar nuestro tiempo libre comprando una canasta de comida para hacer picnic en un parque nacional cercano? Piénsalo de nuevo. Los recortes también afectarán las inspecciones de seguridad de alimentos de la FDA (Food and Drug Administration) así como horarios reducidos y cancelación en contrataciones de personal temporal para los parques nacionales.

Finalmente, el sequester no es una excusa para no declarar el pagar los impuestos al IRS. Si bien esta agencia también se verá afectada por el Sequester, los recortes se verán diferidos hasta el verano para asegurar el procesamiento de las declaraciones. La situación del IRS es una pequeña muestra de la forma tan estúpida como está estructurado el Sequester: se supone que su propósito es contribuir a la disminución del déficit fiscal, pero lo más probable es que haga más daño que bien al poner en jaque la capacidad del IRS para detectar y auditar recaudaciones de impuestos, las cuales son una de las maneras más senciallas de contribuir a la disminución del déficit en primer lugar!

Así como mi experiencia en el aeropuerto, ¿Has experimentado ya los efectos del Sequester? ¿Cuáles crees que serán los resultados de estas medidas?

1 comentario

Archivado bajo Economía, Estados Unidos, Impuestos, Trabajo

Experiencia Canadiense y la aversión al riesgo

Un periodista del área económica en Canadá, Dan Gardner, publicó hace un tiempo un artículo llamado “No risk, please. We’re Canadians” (traducido como “Sin riesgo por favor, somos canadienses”), donde destaca que muchas compañías canadienses, entre grandes y pequeñas, tienen represados $562 billones en dinero en efectivo, sin hacer nada con él. La razón: estas compañías temen una segunda ola de recesión y desean tener sus reservas a manos en caso que deban hacer uso de ellas. Ciertamente, esta falta de apetito por el riesgo es la responsable de que Canadá fuera el primer país en salir de la recesión del 2008-2010, pero también es la causa de que compañías fallaran en tomar riesgos calculados al innovar y las ha llevado al fracaso (léase Research in Motion, el fabricante de Blackberry).

En el fondo, lo que el artículo trata de reflejar es la gran adversidad al riesgo que tienen los canadienses, que es una de las pocas diferencias culturales con respecto a los estadounidenses. La firma consultora Deloitte publicó un estudio donde muestra que los empresarios canadienses son 18% menos tolerantes al riesgo que sus colegas al sur de la frontera. Y esto no queda solamente al nivel de inversión en R&D (Research & Development, Investigación y Desarrollo) y capacidad de producción: en mi opinión, este rasgo cultural es una de las principales causas del fenómeno conocido como “Canadian Experience”, o experiencia canadiense.

Este sitio web ayuda a entender lo que significa este concepto, pero en pocas palabras se refiere la dificultad que experimentan los inmigrantes en Canadá en obtener oportunidades laborales justas sólo por tener falta de experiencia o educación EN Canadá. Para usar una analogía, es como si la parte de tu CV que muestra lo que has hecho fuera de Canadá apareciera, a los ojos de tus potenciales empleadores, escrito en tinta invisible. Es un fenómeno lamentable que, a pesar de ser reseñado ampliamente, aún prevalece.

Algunos piensan Canadian Experience no es más que una forma de racismo o xenofobia. Sin embargo, hay lugares en Canadá, particularmente en el oeste y el norte, donde la mano de obra de casi cualquier tipo es tan demandada que los empleadores se olvidan, convenientemente, del Canadian Experience y contratan a quien sea que pueda hacer el trabajo, independientemente de como luzca o de donde venga. Para estos empleadores, que aún siguen siendo aversos al riesgo, el mayor riesgo viene de no poder mantener su megocio o crecer al ritmo del mercado, por lo cual están dispuesto a asumir otro tipo de riesgos que empleadores canadienses en otras regiones no toman, incluyendo la contratación de inmigrantes.

Si haces una búsqueda en Google, no encontrarás referencias a conceptos similares llamados “American Experience” o “Australian Experience”. Como yo lo veo, los estadounidenses y australianos tienen cierto apetito por el riesgo que no tienen muchos canadienses y eso es una de las grandes causas, aunque no la única, de este fenómeno con el cual los inmigrantes deben lidiar.

Comentarios desactivados en Experiencia Canadiense y la aversión al riesgo

Archivado bajo Canada, Economía, Inmigración, Trabajo, Varios

Tu carrera no es lo mismo que tu ocupación, al menos en Norteamérica

En estos días recordaba cuando vivía en mi país de origen y veía los anuncios clasificados donde se buscaba distintas clases de profesionales: administradores, ingenieros, asistentes, etc. Y lo que más recuerdo es que la forma típica como los leía empezaba por el título (nombre de la posición o similar) y luego pasaba directamente a la sección de requerimientos, saltando completamente las secciones que describían la empresa, la posición y las responsabilidades. La razón: los requerimientos eran tan abrumadoramente específicos que, al día de hoy, me cuesta creer que hubiera gente que los cumpliera a cabalidad.

En particular, muchos empleadores piden combinaciones de edad, experiencia y formación académica que son increíbles, por no decir discriminatorias. Vean este caso (es posible que el enlace deje de funcionar con el tiempo), típico en Latinoamérica, donde se coloca un límite superior de edad de 35 años (en otros casos el límite es 30 años) pero también requiere cierta experiencia y las universidades elegibles.

En otros casos, la forma como muchas empresas anuncian sus posiciones disponibles se limitan exclusivamente a dar una lista de requisitos. Vean en este ejemplo que, sin haberlo terminado de leer, ya prácticamente amenazando al potentical aplicante al decirle que no aplique si no cumple estrictamente los requisitos.

Sin ir muy lejos, los currículos vitae (CV) en Latinoamérica todavía siguen muchas veces un estilo donde te ves obligado a colocar una gran cantidad de información personal: no solo edad, pero también estado civil, hijos, género y foto, entre otros. La discriminación es rampante.

Haciendo un giro de 180°, ahora vamos hacia Norteamérica (o muchos países desarrollados occidentales), y vemos como la situación cambia drásticamente en varias áreas, principalmente:

  • Es ilegal la discriminación por factores personales como género, religión, edad, etc. Si has aplicado a trabajos en Norteamérica por internet con un CVque tiene esta información y no te han respondido, esa puede ser la razón. Esto no quiere decir que la discriminación laboral no exista, pero no es tan flagrante como en otros lugares.
  • Es muy poco probable conseguir avisos que especifiquen la carrera específica y la institución específica que califican. Casi diría que esto también podría considerarse una práctiva discriminatoria en muchos casos.
  • Los “soft skills”, o habilidades no académicas como trabajo en equipo y proactividad son extremadamente valoradas.
  • Lo más importante: los empleadores están enfocados en tus logros y capacidades, no en tus títulos profesionales.

Este último factor representa, en lo personal, la gran diferencia entre ambos continentes: muchas veces pretendemos que alguien nos valore por los títulos que tenemos, las instituciones donde los obtuvimos y los años de práctica profesional sin siquiera hacer mención de lo que todo esto nos ha permitido lograr. Y por supuesto esperamos que nos paguen bien (si no, ¿cuál sería la razón de hablar sobre esto en un blog de finanzas personales ;-)?).

Sería incorrecto decir que esos factores no cuentan en absoluto: en muchas profesiones, como en el campo de la salud, las calificaciones son importantes. Sin embargo, los latinos tendemos a escondernos detrás de un escudo lleno de datos porque, de donde venimos, eso es muchas veces suficiente (según algunos) para causar admiración y así se evitan cuestionamientos. Por ello, muchos se sienten incómodos cuando un potencial empleador les pregunta: “dime de un caso cuando usaste todos tus títulos y experiencia para resolver un problema importante y qué resultado obtuviste”.

Por estas razones, muchos empleadores en Norteamérica están dispuesto a hacerse de la vista gorda si no se cumple con el “ideal” de formación académica, años de experiencia y otros, siempre y cuando se pueda demostrar, a través del CV, entrevistas y referencias (y en algunas ocupaciones, portafolio) que se es capaz de desempeñarse cabalmente y que se tiene posibilidades de éxito. El dominio del idioma también es crítico para quienes el inglés no es su primer idioma.

Así, parte de la ruta para el éxito profesional en Norteamérica, que parcialmente puede ayudar con el éxito financiero, está no solo en preguntarnos quienes somos (nuestra profesión) sino, más importante, que hemos hecho y que somos capaces de hacer (nuestra ocupación). Como diría Cantinflas, ahí está el detalle…

2 comentarios

Archivado bajo Canada, Educación, Estados Unidos, Trabajo

Un vistazo a algunas herramientas para evaluar si tu salario es justo

En estos días donde la economía en Norte América va a paso de tortuga muchas a veces los empleadores se ven limitados en cuanto a las mejoras salariales que pueden ofrecerle a sus empleados (o, en otros casos, utilizan la economía como excusa). En cualquier caso, a veces nos queda la duda si lo que recibimos a cambio de grandes esfuerzos es justo con respecto a lo que otras personas con nuestras calificaciones pueden percibir en otras compañías, ciudades o cargos.

A continuación les ofrezco una pequeña lista de algunos recursos que están a un clic (o varios) de permitirnos ver que tan justo es la compensación que recibimos.

INFORMACIÓN OFICIAL

Bureau of Labor Statistics (Estados Unidos)

Parte del Department of Labor, el BLS contiene algunas herramientas que pueden ser de utilidad, en particular los resultados del National Compensation Survey (o encuesta nacional de compensación).

Para acceder a los datos, puedes ingresar directamente por este enlace, luego en el ícono amarillo llamado “multi-screen data search”, que lleva a otra ventana donde se puede acotar las variables de la búsqueda (estado, ciudad, ocupación y, en algunos casos, nivel). En lo personal, la herramienta me parece algo básica y con una interface complicada, pero al menos es información oficial.

Working in Canada (Canadá)

Este sitio está dedicado casi exclusivamente al tema de salarios y carreras. A través de este enlace se accede al sitio interactivo donde se hace la búsqueda por ocupación o localidad. El modo de búsqueda por ocupación es predictivo y al ingresar texto ofrece un menu de opciones relacionadas. La información proviene de estudios de Statistics Canada y otras fuentes oficiales.

Otro módulo del sitio que es muy interesante es el de “Outlook” (o pronóstico), donde para las mismas ocupaciones y áreas geográficas el sitio provee un pronóstico de la demanda y oferta laboral en los años por seguir, lo cual es particularmente útil si uno está por estudiar para una determinada ocupación o para guiar a los potenciales inmigrantes sobre las posibilidades reales en sus ocupaciones y en donde tiene sentido radicarse.

INFORMACIÓN NO OFICIAL (SITIOS COMERCIALES U OTROS)

Salary.com (Estados Unidos y Canadá)

Salary.com es el músculo detrás del Salary Wizard de Monster (el buscador de empleos) en Estados Unidos y Canadá. Primero introduces la ocupación y la localidad, y luego te ofrece la posibilidad de refinar la ocupación basado en perfiles estándar que describen las actividades y experiencia típica de cada una. Los datos usados por Salary.com son provistos por profesionales de recursos humanos, lo cual le da un poco más de legitimidad a los números, pero a la vez no permite acceder a datos para un empleador específico.

Un aspecto últil de Salary.com es que ofrece una interface gráfica que permite comparar salarios para posiciones similares o en otras localidades de para la misma ocupación. Para dar una idea de la variación de los salarios en sus bases de datos, Salary.com reporta la media (el salario de la persona que tiene igual número de personas ganando más que ganando menos) así como los percentiles 25 y 75, es decir, el salario de aquellos que ganan más que el 25% o el 75% del resto de las personas en la base de datos, respectivamente.

La versión de Estados Unidos permite comprar reportes personalizados que toma en cuenta tu experiencia, educación, desempeño y otros factores adicionales.

Glassdoor.com (Global)

A diferencia de otros portales donde la información de salarios llega hasta un nivel de ocupación o localidad, Glassdoor puedes buscar información específica por empleador. Es decir, si lo que quieres es saber cuanto paga un determinado empleador en tu localidad y para la posición que buscas, este es el lugar a visitar. En lo personal, es uno de los portales que más utilizo.

A diferencia de Salary.com, donde los datos vienen de profesionales de recursos humanos, los datos en Glassdoor son provistos por los mismos usuarios del sitio: de hecho, para poder tener un buen nivel de acceso a la información, el sistema requiere que te registres y proveas tu información laboral para ayudar a construir la base de datos.

Aparte de salarios, la información recopilada por Glassdoor también incluye entrevistas (preguntas típicas, procesos, etc.), opiniones de los empleados de cada compañía sobre la misma (Pros, Cons y consejos para la gerencia) y un portal de búsqueda de trabajo.

Payscale.com (Global)

Payscale es un sistema parecido a Glassdoor en cuanto a la fuente de sus datos: viene de gente como tú y como yo. A diferencia de Glassdoor, Payscale te pide llenar un formulario un poco más extenso, y a cambio te dice como estás ubicado cuantitativamente frente a otras personas a la base de datos, parecido al sistema de Salary.com.

A diferencia de Glassdoor, Payscale no provee información gratis sobre salarios con empleadores específicos. Sin embargo, ellos ofrecen reportes personalizados más completos aparentemente por un costo adicional.

A LA ANTIGUA – HACIENDO CONTACTOS

A pesar de todas las herramientas modernas, no hay nada como tener conocidos y contactos con diferentes empleadores para darse una idea, no sólo de los salarios, pero en general de lo que representa trabajar en diferentes lugares. LinkedIn es una gran herramienta que permite hacer networking profesional y mantenerte al día de los movimientos laborales de tus contactos. Esto es particularmente importante para los inmigrantes, ya que a veces permite reestablecer contactos con personas que viven en la ciudad o país a donde inmigraremos.

¿Has utilizado alguna de las herramientas mencionadas? ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¿Recomiendas alguna otra forma para saber si nuestros salarios son justos?

Comentarios desactivados en Un vistazo a algunas herramientas para evaluar si tu salario es justo

Archivado bajo Trabajo, Varios