Archivo mensual: mayo 2012

¿Siendo inmigrante, a qué edad podré retirarme?

Una de las principales razones por las que inmigré a América del Norte, como comenté en esta entrada de Finanzas Canadá, es que se puede planear a largo plazo y pensar en el retiro, un concepto que es casi inexistente en América Latina. Sin embargo, una realidad que nos afecta a la mayor parte de quienes inmigramos a estas tierras después de haber vivido y trabajado parte de nuestra vida adulta en nuestros países de origen es que podemos estar en desventaja en lo que concierne a preparación para el retiro, por varias razones:

  • Es más difícil ahorrar dinero en nuestros países. Cuando tenemos ahorros en monedas locales, estos a veces se desvanecen por inflación o devaluaciones.
  • Tenemos menos años de vida laboral para ahorrar y prepararnos para el retiro
  • Tenemos menos preparación y cultura del ahorro y del concepto e implicaciones del retiro
Una de las tareas claves que debemos hacer, individualmente y en familia, es identificar cuales serán nuestras fuentes de ingreso para el retiro. Algunas de estas pueden incluir:
  • Ahorros e inversiones individuales: esto incluye, idealmente, cuentas protegidas como IRAs y Roth IRAs en Estados Unidos o RRSPs and TFSAs en Canadá.
  • Planes de pensión de empleadores: para residentes de Estados Unidos, esto significa los planes 401(k) y similares, mientras que para residentes canadienses estos son los Defined Benefit y Defined Contribution plans.
  • Seguridad Social: este es un aspecto generoso del sistema estadounidense, donde se también se conoce como OASDI (Old Age, Survivors and Disability Insurance), mientras que en Canadá la seguridad social está compuesta del Canada Pension Plan (CPP) y el Old Age Security (OAS).
  • Bienes raices: al envejecer y salir los hijos de la casa (lo cual es el estándar en Norte América), muchas parejas (llamadas “empty-nesters”) deciden vender tus casas y mudarse a condominios o casas más pequeñas, lo cual puede liberar algo de dinero. Dependiendo de las circunstancias, este dinero podría estar sujero a impuestos.
  • Herencias

La mayoría de los expertos coinciden en que, en el futuro, deberemos depender más de nuestros propios ahorros, inversiones y bienes que de la seguridad social, porque cada día hay más gente dependiendo de estos sistemas por cada trabajador activo. Como lo señala Oscar en Finanzas Canadá, por ejemplo, el gobierno canadiense acaba de subir la edad de elegibilidad al OAS de 65 a 67 años. En Estados Unidos la situación no es muy diferente.

Los cálculos de las cantidades que provendrán por cada una de estas fuentes varían mucho dependiendo de las circunstancias individuales. Para inversiones, hay muchas calculadoras de retiro en línea que calculan el monto que se acumula dependiendo de la cantidad invertida, el retorno sobre la inversión y los años que nos quedan para nuestra edad de retiro.

Al comparar todos estas variables podremos tener una idea de la edad en la que podremos retirarnos y lo que será necesario obtener para mantener un estilo de vida decente durante los años dorados.

Comentarios desactivados en ¿Siendo inmigrante, a qué edad podré retirarme?

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Retiro

Life-Cycle Investing – ¿Qué es y cómo debe usarse?

Quizás habrás escuchado alguna vez de algun pariente mayor o anciano historias sobre grandes riesgos y decisiones que tomaron cuando eran mucho más jóvenes, y como algunas de esas decisiones resultaron en grandes éxitos o fracasos (por alguna razón que desconozco la gente tiende a no recordar o comentar los sucesos promedio de sus vidas). Lo cierto es que el conocimiento anecdótico de nuestros mayores sobre la toma de riesgos a temprana edad tienen un fundamento científico, al menos en lo que se refiere a inversiones.

Dentro de las varias filosofías de inversión para el retiro que hay para pequeños inversionistas como nosotros, hay una que ha ganado mucha popularidad en tiempos modernos: Life-Cycle Investing (vagamente traducido como “inversión en ciclo de vida”). Esta propone que, mientras somos más jóvenes, debemos tomar mayores riesgos en nuestras inversiones, ya que hay una relación directa entre riesgo y retorno (según el dicho popular de América Latina, “el que no arriesga no gana”).

El fundamento para tomar mayor riesgo a temprana edad es que si se dan pérdidas grandes en las inversiones para el retiro, aun tendremos tiempo para recuperarlas. Por el contrario, si estamos en el pico de nuestra vida laboral o cerca del retiro conviene reducir el riesgo a grandes pérdidas para las cuales no haya tiempo de recuperarse.

Life-Cycle Investing no es más que una forma diferente de diversificar los riesgos, o evitar poner todos los huevos en la misma canasta. No solamente repartimos nuestro dinero en varias canastas, sino que la cantidad que ponemos en cada una viene dado por nuestra edad y la tolerancia al riesgo que tengamos en ese momento de nuestras vidad.

Etapas de Life-Cycle Investing

Para hacer este principio más concreto, algunos proponen dividir nuestra vida en varias etapas:

1) Acumulación: la gente jóven (entre 20 y 45 años, aproximadamente) con largo tiempo hasta su retiro pueden arriesgarse a invertir la mayor parte de su capital en Equities (acciones), las cuales generan mayor retorno en el largo plazo.

2) Consolidación: a medida que pasan los años (entre 45 y 65 años) y se reduce el tiempo que falta para el retiro, es necesario reducir el riesgo incorporando Fixed Income securities (inversiones de renta fija), como bonos y otros similares.

3) Gasto: una vez en retiro, se empieza a consumir el producto de las inversiones.

¿Cuanto debo poner en donde?

Quizás te preguntes, ¿Qué significa esto en términos prácticos, cuánto debo tener en acciones vs. bonos? No hay una respuesta única, ya que hay factores individuales que juegan un papel importante (tolerancia al riesgo, planes de corto plazo, etc.) Sin embargo, hay una regla común que dice que, en muchos casos, es sano invertir nuestra edad como porcentaje de inversiones de retorno fijo, como bonos. Es decir, si tenemos 40 años de edad, es conservador invertir 40% en bonos y el otro 60% en acciones, como lo muestra el siguiente gráfico:

Life-Cycle Investing se ha vuelto tan aceptado que ya incluso existen Exchange Traded Funds (ETFs) que están diseñados para cambiar automáticamente esta distribución por nosotros basados en nuestra edad.

Excepciones y consideraciones

Como todo en este mundo de las finanzas personales, siempre hay excepciones y consideraciones especiales para cada regla. Algunas que aplican para Life-Cycle Investing son:

  • Planes de corto plazo pueden requerir una distribución diferente de las inversiones. Por ejemplo, si se está ahorrando para el downpayment (inicial) de una propiedad que quiere comprarse en menos de 5 años, se debe maximizar la seguridad a expensas del retorno, ya que 5 años es un tiempo corto en términos de ciclos del mercado.
  • Se deben haber cancelado deudas con alto interés antes de invertir para retiro. Esto incluye tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y de vehículo, etc.
  • La psicología juega un factor determinante en la tolerancia al riesgo. Se debe ser capaz de observar nuestras inversiones ir y venir con el mercado y mantener el rumbo pase lo que pase. Una persona jóven pero con poca tolerancia al riesgo puede decidir invertir la mayor parte en Fixed Income/Renta Fija si es con lo que se siente cómoda.
  • Es importante tener un fondo de emergencia para resolver eventualidades sin tocar las inversiones para el retiro.
  

1 comentario

Archivado bajo Inversiones, Retiro

¿Es lo mismo Credit Report y Credit Score?

La mayoría de nosotros intuitivamente sabemos la importancia de poder acceder al crédito. Desde rentar un vehículo, pasando por hacer compras en internet y hasta para comprar una casa, necesitamos tener acceso a una o varias formas de crédito para muchos aspectos de la vida moderna. Como inmigrantes, una de las principales que enfrentamos es falta de acceso al crédito debido a la falta de historial de crédito.

¿Cómo se recopila nuestra historia de crédito?

Las instituciones financieras que proveen instrumentos de crédito proveen información relacionada a los mismos a una o más agencias de crédito, las cuales compilan y procesan esta información. La mayoría de los individuos podemos acceder a dos aspectos de nuestra historia: reporte de crédito (Credit Report) y puntaje de crédito (Credit Score).

¿Qué es el Credit Report?

El Credit Report es como una foto de nuestra historia crediticia en un momento dado. El reporte incluye:

  • Información personal
  • Información de crédito: relacionada a tarjetas de crédito, hipotecas, líneas de crédito, préstamo para vehículos, etc.
  • Información bancaria: cuentas con fondos insuficientes o cheques rebotados.
  • Registros públicos: bancarrotas o juicios relacionados.
  • Información sobre cobranzas de deudas
  • Aseveraciones hechas por el individuo
  • Intentos de acceso a la historia

¿Qué es el Credit Score?

El Credit Score es un puntaje, calculado por las agencias de crédito, que le dice a las instituciones financieras que tan “riesgosos” somos y así decidir si nos dan un crédito o no. También se le conoce como FICO Credit Score.

La escala del puntaje va de 300 a 850 en Estados Unidos y de 300 a 900 en Canadá, mientras más alto es mejor. La fórmula usada para calcular el puntaje es secreta, pero las variables usadas no lo son:

  • Historia de pagos
  • Cobranzas o bancarrotas
  • Deudas adquiridas
  • Duración de la historia (este factor es uno de lo que más nos afecta como inmigrantes)
  • Tipos de crédito
  • Intentos de acceso a la historia

¿Cómo puedo chequear mis Credit Reports?

Estos se pueden solicitar a las agencias de crédito. Los reportes de crédito son llamados oficialmente “Credit File Disclosures”, y como tal aparecen en las páginas de las agencias mencionadas abajo. Por ley, cada persona tiene derecho a un reporte de crédito gratis al año por cada agencia.

En Canadá: estas agencias son Transunion y Equifax. En ambos casos, solo se puede pedir el reporte de crédito llenando una forma (Aquí para Equifax y aquí para Transunion) y enviándola por correo tradicional. El reporte llega por correo luego de varias semanas. Puede conseguirse información adicional de interés en la página de Financial Consumer Agency of Canada.

En Estados Unidos: las agencias son Experian, Transunion y Equifax (Transunion y Equifax son diferentes entidades legales en Estados Unidos y Canadá, y no pueden compartir información crediticia a sus contrapartes del otro país). Sin embargo, el proceso para solicitar el reporte puede hacerse en línea a través del website centralizado AnnualCreditReport.com. Otro sitio que ofrece información de interés es http://freeannualcreditreport-government.com/

¿Cómo puedo chequear mis Credit Scores?

Los Credit Reports no incluyen los Credit Scores, los cuales deben pedirse por separado y, a diferencia de los primeros, los Credit Scores no son gratuitos. El nombre oficial de estos es “Personal Credit Report”. Sin embargo, pueden solicitarse en línea en todas las agencias de crédito. Muchas de ellas ofrecen planes de monitoreo continuo del puntaje que son innecesarios para la mayoría de nosotros, además de ser costosos. Por ejemplo, Transunion.com (Estados Unidos) ofrece un Free Trial de 7 días que se convierte en una subscripción que cuesta USD 16.95/mes. Sin embargo, después de buscar un poco, se llega a un módulo donde, después de registrarse, puede pedirse un único reporte por USD 11.50.

Y tú, ¿Ya has pedido tu primer reporte de crédito gratis? ¿Has accedido a tu puntaje de crédito? ¿Qué otras cosas destacarías sobre los reportes, puntajes e historias de crédito?

6 comentarios

Archivado bajo Canada, Crédito, Estados Unidos