Archivo mensual: noviembre 2012

Planeando comprar casa: ¿Dónde pongo el dinero de la inicial?

Muchos en Norte América están pensando en comprar un inmueble en el futuro cercano, aunque con circunstancias algo diferentes dependiendo del lado de la frontera al que te refieras. Como parte de ese proceso vienen muchas preguntas, probablemente demasiadas dirían algunos.

Una de tantas tiene que ver con qué hacer con el dinero que has ahorrado para comprar tu casa. La pregunta es justa por varias razones:

¿Qué se puede concluir de lo anterior? Muchos dirían que debes arriesgar más para poder aumentar los retornos y evitar que tus ahorros se desvanezcan. En realidad, debemos hacer todo lo contrario. La razón es que, cuando ahorras para la inicial (downpayment) de una casa o inmueble, el tiempo durante el cual ahorras generalmente no pasa de 5 años. Este período es corto relativo a los ciclos los mercados de capitales, lo que significa que  hay mucha variabilidad y es posible perder una gran parte de los ahorros. Por ejemplo, si hubieras decidido invertir en las compañías más grandes de Estados Unidos contenidas en el índice S&P 500 en febrero del 2007 pensando en comprar 2 años después, ¡hubieras perdido casi la mitad de tus ahorros!

Así, habiendo dejado claro que debemos mantener nuestros ahorros en inversiones con bajo riesgo, la siguiente pregunta es: ¿Cuáles son las opciones disponibles? A continuación una lista muy corta de opciones:

  • Certificates of Deposit/Certificados de Depósito (CDs, en Estados Unidos), Guaranteed Income Certificates/Certificados de ingresado garantizado (GICs, en Canadá): Debes vigilar que el vencimiento del CD/GIC sea previo al momento en el que esperas pagar el downpayment, o pudieras enfrentar penalidades.
  • High-Interest Savings Accounts/Cuentas de ahorros de alto interés: a diferencia de los CDs/GICs, el dinero es accesible en cualquier momento, aunque es posible que la tasa de interés sea más baja.
  • Money Market funds: estos son fondos de inversión que invierten en instrumentos de muy bajo riesgo. Al ser manejados por un gerente de inversión, estos fondos tienen costos asociados que se restan del rendimiento del fondo.

Es cierto que estos instrumentos apenas generan un retorno suficiente para evitar la erosión provocada por la inflación, pero la alternativa es arriesgarse a perder una buena parte de la inicial y cambiar los planes. Si se tiene familia e hijos, eso podría no ser una opción. Este es uno de esos casos donde es preferible optar por un mal conocido que un bien por conocer.

¿Si ya tienes tu casa, cómo ahorraste el dinero para la inicial o downpayment? ¿Si estás ahorrando, cómo lo haces?

4 comentarios

Archivado bajo Bienes Raíces, Canada, Crédito, Deuda, Estados Unidos, Inversiones

Experiencia Canadiense y la aversión al riesgo

Un periodista del área económica en Canadá, Dan Gardner, publicó hace un tiempo un artículo llamado “No risk, please. We’re Canadians” (traducido como “Sin riesgo por favor, somos canadienses”), donde destaca que muchas compañías canadienses, entre grandes y pequeñas, tienen represados $562 billones en dinero en efectivo, sin hacer nada con él. La razón: estas compañías temen una segunda ola de recesión y desean tener sus reservas a manos en caso que deban hacer uso de ellas. Ciertamente, esta falta de apetito por el riesgo es la responsable de que Canadá fuera el primer país en salir de la recesión del 2008-2010, pero también es la causa de que compañías fallaran en tomar riesgos calculados al innovar y las ha llevado al fracaso (léase Research in Motion, el fabricante de Blackberry).

En el fondo, lo que el artículo trata de reflejar es la gran adversidad al riesgo que tienen los canadienses, que es una de las pocas diferencias culturales con respecto a los estadounidenses. La firma consultora Deloitte publicó un estudio donde muestra que los empresarios canadienses son 18% menos tolerantes al riesgo que sus colegas al sur de la frontera. Y esto no queda solamente al nivel de inversión en R&D (Research & Development, Investigación y Desarrollo) y capacidad de producción: en mi opinión, este rasgo cultural es una de las principales causas del fenómeno conocido como “Canadian Experience”, o experiencia canadiense.

Este sitio web ayuda a entender lo que significa este concepto, pero en pocas palabras se refiere la dificultad que experimentan los inmigrantes en Canadá en obtener oportunidades laborales justas sólo por tener falta de experiencia o educación EN Canadá. Para usar una analogía, es como si la parte de tu CV que muestra lo que has hecho fuera de Canadá apareciera, a los ojos de tus potenciales empleadores, escrito en tinta invisible. Es un fenómeno lamentable que, a pesar de ser reseñado ampliamente, aún prevalece.

Algunos piensan Canadian Experience no es más que una forma de racismo o xenofobia. Sin embargo, hay lugares en Canadá, particularmente en el oeste y el norte, donde la mano de obra de casi cualquier tipo es tan demandada que los empleadores se olvidan, convenientemente, del Canadian Experience y contratan a quien sea que pueda hacer el trabajo, independientemente de como luzca o de donde venga. Para estos empleadores, que aún siguen siendo aversos al riesgo, el mayor riesgo viene de no poder mantener su megocio o crecer al ritmo del mercado, por lo cual están dispuesto a asumir otro tipo de riesgos que empleadores canadienses en otras regiones no toman, incluyendo la contratación de inmigrantes.

Si haces una búsqueda en Google, no encontrarás referencias a conceptos similares llamados “American Experience” o “Australian Experience”. Como yo lo veo, los estadounidenses y australianos tienen cierto apetito por el riesgo que no tienen muchos canadienses y eso es una de las grandes causas, aunque no la única, de este fenómeno con el cual los inmigrantes deben lidiar.

Comentarios desactivados en Experiencia Canadiense y la aversión al riesgo

Archivado bajo Canada, Economía, Inmigración, Trabajo, Varios

Aumenta límite de los TFSA en Canadá a $5,500

Ayer el gobierno de Canadá anuncio el aumento del límite de los Tax Free Savings Accounts (TFSAs). A partir del 1ro de enero del 2013, cada residente canadiense mayor de edad podrá contribuir hasta $5,500, lo cual es un aumento de 500 sobre lo permitido desde 2009 al 2012.

Si tienes dudas sobre lo que estamos hablando, revisa las siguientes entradas del blog:

Si ya eras mayor de edad y residente canadiense en el año 2009 y nunca has abierto un TFSA, empezando el 2013 podrás contribuir hasta $25,500. Sin embargo, si te mudaste a Canadá después del 2009 solo puedes contribuir $5,000 por cada año que hayas sido residente hasta ahora; por ejemplo, si arribaste en el 2011, puedes contribuir $5,000 (2011), $5,000 (2012) y $5,500 (2013), para un total de 15,500.

Para más información sobre otros aspectos del TFSA, revisa las entradas mencionadas arriba o déjanos tu comentario. Si aún no has abierto tu TFSA, ¡Este es el momento!

P.D. Recuerda que es poco efectivo tener aún más dinero en un TFSA, o cualquier otra inversión, si tienes deudas con altas tasas de interés, como tarjetas de crédito. Si pensabas contribuir los $500 adicionales al TFSA pero tienes deudas con tarjetas de crédito, pagas éstas primero.

Comentarios desactivados en Aumenta límite de los TFSA en Canadá a $5,500

Archivado bajo Canada, Inversiones

El Santo Grial de las compras en Black Friday: TVs – Pero, ¿Cómo escoger entre Plasma, LCD y LED?

Como muchos de ustedes sabrán, hoy es Día de Acción de Gracias en Estados Unidos y mañana es Black Friday, cuando empieza la temporada de compras navideñas y los números de los comercios minoristas pasan, en teoría, del rojo al negro.

Para muchos, los electrónicos, y en particular los televisores, son el Santo Grial de Black Friday. Sin embargo, para aquellos que no han comprado un TV en años, comprar uno nuevo puede ser intimidante considerando el avance de las tecnologías. Antes de venir a Norte América, en mi país de origen tenía un televisor CRTV, esos que son gruesos y pesados,  y al inmigrar no encontré ni uno sólo de esos en BestBuy. Así, tuve que educarme sobre las opciones disponibles, para asegurarme de no perder mi dinero. Sin ser un experto en tecnología audiovisual, a continuación les comento las ventajas y desventajas que conozco de Plasma, LCD y LED:

  • Plasma: es la tecnología más establecida de las disponibles, y sigue siendo la mejor para tamaños grandes (más de 50″). En general es excelente para lugares amplios donde puedas ver la pantalla desde un ángulo. Un mayor consumo de energía, peso y luz que se refleja en la pantalla son algunas de las desventajas del Plasma.
  • LCD: Con respecto al plama, son más delgados y consumen menos energía. Sin embargo, la calidad disminuye drásticamente con el ángulo de visión
  • LED: una versión más avanzada del LCD, el LED es aún más delgado que el LCD y consume aún menos energía. También muchos LED tienen mejor calidad de imagen. Sin embargo, todo esto viene con un costo mayor.

Aparte del tipo de TV, hay otros factores importantes a considerar

  • Garantía
  • Tamaño: el tamaño afecta directamente tu decisión sobre el tipo de TV, por lo que vimos anteriormente
  • Resolución: generalmente hay 2 opciones: 720p y 1080p. Por lo que he visto, a menos que la TV sea mayor de 32″ o 40″, la inversión adicional en 1080p será difícil de notar en calidad de imagen.
  • Conectividad: en general querrás asegurarte que, como mínimo, el nueva TV tenga puertos USB y HDMI.
  • Accesorios: por ejemplo, si piensas ver películas que tienes en una computadora, necesitarás un cable HDMI o VGA.
  • Extras: por un precio adicional, puedes conseguir TVs con acceso a internet, juegos y otros.

Sin embargo, el factor más importante de todos: ¡NO COMPRES EL TELEVISOR (O LO QUE SEA QUE BUSQUES EN BLACK FRIDAY) SI NO LO NECESITAS! Utiliza Black Friday para conseguir ofertas en las cosas que de verdad necesitas: nunca compres algo solamente porque la oferta es irresistibles, y más aún si piensas usar crédito para pagarlo.

¡Feliz Día de Acción de Gracias a los residentes de Estados Unidos, y felices compras a quienes se aventuran al Black Friday!

4 comentarios

Archivado bajo Crédito, Estados Unidos, Varios

Haciendo algo de dinero con tu teléfono móvil

Hace poco estuvimos hablando de algunos tips para reducir los costos en telefonía, en particular con servicios de telefonía móvil. Esta entrada es una secuela super recargada de la anterior, porque vamos a ir más allá de ahorrar a algo que le gustará a muchos – cómo ganar dinero con tu teléfono celular.

¿Cómo funciona?

En la gran mayoría de los casos necesitas tener un smartphone (o teléfono inteligente), porque la forma como operan las compañías que pagan es a través de aplicaciones, o “Apps” que requieren una tecnología más avanzada que permitan ejecutar y procesar las tareas por las cuales te pagarán (no pensaste que iban a regalarte el dinero por hacer nada, ¿cierto?). De cualquier forma, una vez que instalas el App en cuestión, generalmente debes hacer una de dos cosas, o una combinación de ambas:

  • Completar una encuesta
  • Realizar una tarea sencilla y enviar datos desde el teléfono

¿De dónde sale el dinero con el que me pagan?

Las compañías que manejan los Apps y la interface son intermediarios con otras compañías que desean obtener información sobre sus consumidores o mercados. Los avances en la tecnología de los teléfonos móviles permiten obtener información que es más difícil de obtener por otros métodos; por ejemplo, pueden pedirte que respondas preguntas y tomes fotos sobre tareas que realizas en tu casa usando el teléfono, mientras que el método tradicional involucra permitir que un entrevistador te visite en persona.

¿Cómo me pagan?

En muchos casos necesitas tener una cuenta en PayPal para aceptar los pagos, pero algunos apps pagan a través de certificados de regalo (gift certificates).

¿Cómo se que no es una estafa?

Como siempre en estos días, la suspicacia es tu mejor arma. Si consigues un anuncio que te pide que entregues detalles de tus cuentas bancarias, tarjetas de crédito o información personal muy sensitiva, ya sabes que debes mirar a otro lado.

¿Dónde me anoto?

Hay un sitio de internet interesante, llamado AppsThatPayYou.com (traducido libremente como “aplicaciones que te pagan”) que recoge información sobre diferentes apps. El autor se ha tomado la tarea de probar personalmente muchos apps, y los ha clasificado basados en las tareas que debes realizar, que tipo de plataforma celular operan (Android, iPhone, otros) y que tan buena ha sido la experiencia con los pagos. Si te interesa instalar uno de estos apps, podrías empezar por “Elite list” o “Recommended list”.

¿Cúanto me pagan?

Para citar dos ejemplos, el autor de AppsThatPayYou.com menciona que a través de CheckPoints ha recibido $350 en 32 trabajos, lo que es poco más de $10 por trabajo (P.D. el autor del blog me contactó para comentar que los $350 fueron recibidos a lo largo de 2 años y que CheckPoints paga en certificados de regalo o gift cards, pero no necesariamente se recibe un gift card por cada trabajo). La página de FieldAgent menciona que los trabajos pagan típicamente entre $2 y $8 cada uno.

¿En que países funcionan estos Apps?

Muchos de los Apps descritos en AppsThatPayYou.com parecen ser específicos para Estados Unidos, aunque algunos otros parecen ser universales, al menos para algunas tareas. Por ejemplo, CheckPoints.com aparentemente permite ejecutar tareas desde cualquier localidad (les envié un email para confirmar pero no respondieron); los certificados de regalo utilizados como pago pertenecen a tiendas en Estados Unidos, como Amazon.com. El único app que estoy 100% seguro que funciona fuera de Estados Unidos es FieldAgent, que tiene un apps especiales para Canadá, Reino Unido y Australia, aunque por ahora solo funciona en iPhones.

Vamos a estar claros: no te volveras rico con tu teléfono móvil. Pero si, por ejemplo, te encuentras en una situación donde tienes mucho tiempo libre, esto podría ayudarte a generar un dinerito adicional que, como dicen en algunos lugares de Latinoamérica, “ni enriquece ni empobrece a nadie”.

Aclaración: personalmente no he probado ningún app que pague dinero ni tampoco he recibido ningún compensación por parte de ninguna empresa que maneje estos apps. Tampoco puedo dar fe del correcto funcionamiento de los apps y sus sistemas de pago y por lo tanto no me hago responsable de problemas que se .pudieran experimentar con los mismos: toda persona que decida intentar algun servicio mencionado directa o indirectamente lo hace bajo su propio riesgo.

3 comentarios

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Frugalidad