Archivo mensual: marzo 2012

El Tax Man quiere lo tuyo – Parte I: Lo básico sobre las declaraciones de impuestos

Por estos días ya estamos en la temporada de hacer las declaraciones de impuesto sobre la renta (Income Tax). Como todos somos responsables y no vamos a esperar hasta última para hacer la declaración (eso espero, ¿cierto?), vamos a empezar a hablar del tema.

En la primera entrada de esta serie hablaremos de aspectos básicos del sistema de declaración de Income Taxes, poniendo la lupa en el impacto para los inmigrantes. En la Parte II discutiremos sobre deducciones y tax credits que pueden usarse para minimizar los impuestos.

Dos sistemas: Federal y Provincial

Los que son empleados se habrán dado cuenta que se hacen dos tipos de deducciones de impuestos por nómina: impuestos federales, que aplican para todos los residentes por igual sin importar la parte del país donde residan, y los impuestos provinciales, los cuales pueden variar bastante de una provincia a otra. El Canada Revenue Agency (CRA) maneja la recolección y declaraciones de impuestos para todas las provincias excepto Quebec, que tiene su propia agencia.

¿Que pasa si me cambié de provincia durante el año? Se debe declarar impuestos en la provincia donde se tenía residencia el 31 de diciembre del año anterior.

Conociendo las fechas críticas

Aunque todos somos personas responsables y no vamos a esperar hasta el último momento para hacer nuestras declaraciones (eso espero, ¿cierto?), siempre es importante saber las fechas importantes. Estas son:

  • 30 de abril: para aquellos que son empleados
  • 15 de junio: para aquellos que son auto-empleados (self-employed) y sus cónyuges o common-law partners.

Para los nuevos inmigrantes

El CRA tiene una publicación especial para orientar a los nuevos inmigrantes sobre cuestiones básicas del sistema de impuestos canadiense. Cuando la leí me pareció muy útil, porque mucha de la información disponible en los medios puede no ser relevante para inmigrantes; por ejemplo:

  • Es cierto que si no se tiene ingreso que declarar o impuestos que pagar, no es estrictamente necesario hacer una declaración. Sin embargo, al no hacerla, se pierden beneficios como Tax Credits como el GST/HST Credit o el Canada Child Tax Benefit (CCTB).
  • Solo se debe declarar ingresos recibidos después de tomar residencia en Canadá, y este ingreso debe incluir ingresos en Canadá como tal y también del extranjero (por ejemplo, si pagaron la liquidación del trabajo después de haber llegado a Canadá).
  • A pesar de que los paquetes para hacer declaraciones electrónicas son muy populares por estos días, la primera declaración no puede hacerse por vía electrónica. Una vez se completa esta primera declaración, el CRA finalmente se “entera” que existimos como residentes canadienses y nos abre la posibilidad de crear una cuenta en su sistema.
  • En la mayoría de los casos, no se pueden hacer deducciones sobre contribuciones a un RRSP en la primera declaración.
  • Para solicitar Tax Credits federales, se debe anexar una nota declarando los ingresos globales recibidos antes de convertirse en residente canadiense.

Declarar sólo o con ayuda

Hay varios medios para hacerla, incluyendo:

  • Electrónicamente: uno mismo puede hacer la declaración usando software aprobado por el CRA. Recuerden que esta opción no está disponible para primeras declaraciones.
  • En papel: el CRA pone a la mano los paquetes de declaración manuales. Adicionalmente, en estos casos, hay que enviar la declaración (forma T1) por correo; en este enlace están las direcciones a donde enviarla.
  • Preparer: estas son las personas que trabajan más que todo en la temporada de impuestos haciendo declaraciones, bien sea por cuenta propia o en grandes agencias como H&R Block. Estas personas pueden no tener una certificación como contadores, y generalmente se especializan en declaraciones sencillas.
  • Certified General Accountant (CGA):  estas personas son contadores certificados y generalmente trabajan en el área durante todo el año. Son más costosos para contratar, pero tienen mayor conocimiento del sistema de impuestos, en particular para situaciones como inversiones. En el caso de inmigrantes que mantienen negocios activos en su país de origen u otros, puede ser aconsejable acudir a un CGA para asegurarse que todo se haga como debe ser y evitar auditorías.

¿Qué documentos se debe tener a mano?

Esta guía provee un buen resumen de los documentos necesarios para hacer la declaración adecuadamente.

En la Parte II discutiremos sobre las deducciones y créditos que pueden bajar la factura o mejorar la devolución de impuestos. En el interín, ¿Qué otra cosa es importante destacar del sistema de impuestos canadienses? ¿Cómo te preparas hasta ahora para la declaración?

ACTUALIZACIÓN: puedes acceder a la segunda parte de esta serie aquí: Créditos y Deducciones.

3 comentarios

Archivado bajo Canada, Impuestos

Un vistazo a la Seguridad Social en Canadá – Parte II: Old Age Security (OAS)

En la primera parte de esta serie discutimos sobre el Canada Pension Plan, el cual, si bien es el más importante de los componentes de la seguridad social en Canadá, no es el único. En esta entrada hablaremos de otro componente interesante, el Old Age Security, o OAS.

OAS es un sistema complementario al CPP. A diferencia de este último, el OAS no require contribuciones y se puede recibir después de los 65 años así se haya trabajado o no.

Elegibilidad

Se debe haber residido en Canadá al menos 10 años para recibir OAS, aunque para recibir los beneficios completos se debe haber residido al menos 40 años. Esto es una desventaja para muchos inmigrantes que llegan en su edad media. Hay algunas excepciones para inmigrantes que fueron patrocinados para venir a Canadá: de cumplir con ciertas condiciones, alguien que haya vivido menos de 10 años en Canadá recibe los beneficios de manera pro-rateada (es decir, si vivió 3 años, recibe 3/10 de lo que le correspondería si hubiera vivido al menos 10 años).

Componentes del OAS

Hay varios subsistemas dentro del OAS, a los cuales se puede o no tener acceso dependiendo de las circunstancias de cada quien:

1) OAS Pension

Es una pensión que se paga mensualmente. ¿Y cuánto paga la pensión? (seguro les adiviné la pregunta). Las cantidades son ajustadas regularmente, pero el máximo actual (enero 2012) es de $540.12 mensuales para quienes han vivido 40 años o más en Canadá y ya tienen 65 años. El OAS Pension es taxable.

2) Guaranteed Income Supplement (GIS)

GIS es una ayuda adicional para aquellos pensionados de OAS que reciben poco o ningún ingreso adicional. Las cantidades varían dependiendo, sobre todo, del estado civil de la persona: los casados reciben un poco menos, y los solteros, viudos u otras personas solas reciben un poco más. El GIS no es taxable.

3) Allowance

Es una ayuda adicional para sobrevivientes del pensionados del OAS o para la pareja de un pensionado que aún vive.

OAS Clawback

Como el OAS es un programa social, la cantidad de lo que efectivamente se recibe del sistema depende de los ingresos de uno. Si se tiene un ingreso superior a $67,668 (en 2011), de debe pagar de vuelta una parte del pago de OAS. Si se ganó más de $110,877.60 en 2011, se pierde completamente el beneficio.

Aún no entiendo la diferencia entre CPP y OAS

El CPP no es un beneficio, sino un gran plan de pensión nacional que es patrocinado por los empleados y empleadores. Por el contrario, el OAS es un beneficio que otorga el gobierno, ya que nadie contribuye directamente al mismo. Por ello es que el gobierno recientemente asomó que reformarán el OAS. Este artículo ayuda a aclarar un poco más las diferencias entre CPP y OAS (en inglés).

¿Te ha resultado útil esta información sobre la seguridad social en Canadá? ¿Hay alguna otra cosa que no quedó clara?

1 comentario

Archivado bajo Canada, Varios

Un vistazo a la Seguridad Social en Canadá – Parte I: Canada Pension Plan

Una de las razones por las que vine a Canadá es por la estabilidad económica y social que, desgraciadamente, creo que nunca existirá en mi país de origen. Parte de esa estabilidad viene brindada por un sistema de seguridad social que es uno de los mejores en el mundo, y tanto es así que sería imposible de describir en una sola entrada del blog. Por ello solo tocaré los aspectos que más me llaman la atención, y quizás en una futura entrada (y con tu ayuda y experiencia) pueda expandir un poco más.

En la primera entrada de esta serie discutiremos sobre el Canada Pension Plan, y en otras discutiremos otros sistemas como Old Age Security, Employment Insurance y Guaranteed Income Supplement, entre otros.

Canada Pension Plan

El Canada Pension Plan, o CPP, es el núcleo del sistema de seguridad social en Canadá. Bajo este sistema, todas las personas mayores de 18 años en Canadá tienen la obligación de contribuir un porcentaje de sus ingresos para este sistema que es administrado por el gobierno federal para todas las provincias excepto Quebec, que maneja su propio sistema (QPP).

¿Cuánto se contribuye al CPP?

La mayoría de quienes son empleados se habrán dado cuenta que la contribución al CPP se dedude automáticamente de la nómina. Los empleados contribuyen el 4.95% del salario hasta un salario anual de $48,300, para una contribución máxima anual de $2,217.60, y los empleadores colocan el mismo porcentaje. Las personas que son auto-empleadas deben contribuir ambas mitades, es decir, 9.9%.

Beneficios durante el retiro

Al llegar a los 65 años, el CPP provee de pagos regulares calculados al 25% del promedio de contribución durante la vida profesional del contribuyente. Si se opta por un retiro más temprano, a partir de los 60 años, se puede recibir una pensión reducida (la reducción puede llegar al 36%). Asimismo, hay incentivos que aumentan la pensión si uno se retira después de los 70 años (el aumento puede llegar al 42%).

Ya se preguntarán, ¿Cuanto pagan? Según esta tabla de Service Canada, el promedio de lo que recibe una persona que actualmente está retirada y que se retiró después de cumplir 65 años es $512.64, lo cual puede llegar hasta un máximo de $986.67 si el retiro es tardío.

Beneficios por discapacidad

Se puede tener algo de ayuda del CPP en casos de discapacidad severa y prolongada que impida trabajar. Adicionalmente, se debe ser menor de 65 años y haber cotizado al CPP en al menos 4 de los últimos 6 años. A pesar de este beneficio, todos los expertos en finanzas recomiendan tener alguna forma de seguro de discapacidad, bien sea a través de planes ofrecidos por empleadores o planes individuales.

Beneficios para sobrevivientes

Existen 3 tipos de ayuda a los sobrevivientes de una persona fallecida que haya cotizado al CPP: beneficio de muerte, pensión de sobrevivencia y beneficio para los hijos. Los sobrevivientes pueden ser el cónyuge o common-law partner e hijos dependientes. En este link hay más información sobre estos beneficios. Lo mismo que mencionamos sobre discapacidad aplica aquí: es super recomendable tener alguna cobertura adicional en caso de muerte.

¿Tengo que pagar impuestos sobre los beneficios que paga el CPP?

La respuesta es Sí. Los pagos del CPP están sujetos a Income Tax ¡El Tax Man nunca pierde!

 

Espero les haya sido de utilidad. En próximas entradas discutiremos los demás componentes del sistema de seguridad social en Canadá. ¿Te pareció útil esta nota?

2 comentarios

Archivado bajo Canada, Varios

Exchange Traded Funds – Parte I – ¿Qué son?

En una entrada anterior discutimos sobre los fondos mutuales, como funcionan y algunas de sus ventajas y sus desventajas. Esta entrada está dedicada a un tipo especial de fondo mutual cuya popularidad ha crecido importantemente en los últimos años: los Exchange Traded Funds, o ETFs (vagamente traducido como: fondos transados en la bolsa).

¿Qué es un Exchange Traded Fund?

Un ETF es un fondo mutual que se caracteriza por tres cosas:

  • Se negocian en una bolsa de valores, en tiempo real
  • Siguen un índice de mercado
  • Generan gastos administrativos inferiores a un fondo mutual convencional
Los primeros ETFs aparecieron en Estados Unidos en los 90s. Al comienzo no eran muy populares, pero en la decada pasada y lo que va de los 2010s han proliferado muchos, en gran parte gracias a las características mencionadas arriba y que se explican a continuación.

Los ETFs son negociados en la bolsa

Si leyeron la entrada de Mi Bolsillo en el Norte sobre fondos mutuales, recordarán que estos no se negocian directamente en la bolsa, sólo los activos contenidos dentro de dichos fondos se negocian de esta forma, y una vez al día, al terminar la jornada bursátil, se ajusta el NAV (Net Asset Value, valor neto de activos) del fondo y por consiguiente el valor de cada unidad o acción del fondo.

A diferencia de los fondos mutuales convencionales, los ETFs se negocian directamente en la bolsa, y su valor cambia constantemente al ritmo del mercado. Esto también implica que no es necesario lidiar con una compañía de fondos mutuales específica para comprar los ETFs, sino que estos se pueden adquirir directamente si se tiene una cuenta de inversión en un discount brokerage.

Los ETFs siguen un índice de mercado

Otra característica de los fondos mutuales convencionales es que son manejados por un gerente del fondo (fund manager) cuyo objetivo es generar el máximo retorno posible para los accionista del fondo valiéndose de las herramientas que estén a su alcance, siempre que se rijan por los términos contenidos en el prospecto.

Por el contrario, la vasta mayoría de los ETFs están diseñados para seguir o replicar el comportamiento de un determinado índice del mercado, como el Dow Jones o el Standard & Poors 500 (S&P 500). Esto se logra comprando los activos que dicho índice sigue, bien sea todos o una muestra. El índice que sigue cada ETF es su referente (Benchmark).

Los ETFs generan menos gastos

En un fondo mutual convencional, todo el esfuerzo, tiempo y talento que requiere generar retornos superiores al mercado tiene un costo que se ve reflejado en lo que se llama radio de gastos (Expense Ratio (ER) en Estados Unidos, Management Expense Ratio (MER) en Canadá). Estos gastos se sustraen del retorno del fondo y generalmente son superiores al 1% o 1.5%. Cuando se espera tener retornos anuales de 5%, un ER/MER tan grande hace mella en las ganancias de quien invierte.

Por otro lado, los ETFs generan muy pocos gastos de este tipo, dado que solo están diseñados para replicar un índice, los cuales cambian su metodología o definición con poca frecuencia. Así, lo único que tiene que hacer el manager de un ETF es comprar los activos que refleja el índice (por supuesto que hay consideraciones adicionales, pero es mucho más sencillo que en un fondo mutual convencional).

Otra razón por la que los ETFs son más eficientes es que, al no buscar un retorno superior al benchmark, los ETFs generan pocos impuestos sobre Capital Gains. En un fondo convencional, el manager compra y vende activos con mucha frecuencia, y el inversionista es quien debe pagar los impuestos generados por dichas transacciones.

En la segunda parte de esta serie discutiremos algunas otras características de los ETFs, así como también el rol que pueden jugar en el portafolio de inversión de nuestros RRSPs, TFSAs, RESPs u otros.

¿Qué tal te parecen los ETFs? ¿Te parecen fáciles o difíciles de entender?

2 comentarios

Archivado bajo Inversiones

Deuda buena y deuda mala – ¿Cómo diferenciar entre ambas?

En estos días donde se escucha mucho en los medios sobre el porcentaje de deuda que tanto canadienses como estadounidenses tienen con respecto al ingreso. También se habla mucho de lo que es deuda buena y deuda mala, pero a veces puede costar diferenciar entre ambas.

Antes de seguir quisiera que te preguntaras, para cada caso de la siguiente lista, si te parece que adquirir deuda para pagar dichos gastos sería catalogado, según tu punto de vista, como deuda buena o mala:

  • Estudios universitarios
  • Renovaciones en la casa
  • Compra de un automóvil
  • Viaje de vacaciones a nuestro país de origen
  • Hipoteca
¡Más adelante veremos que tan acertado estuviste!

Deuda buena vs. deuda mala

En general, la deuda buena tiene dos características:

  • El uso del dinero es productivo, es decir, genera un retorno mayor que la inversión original.
  • Los intereses que se pagan son, en general, bajos o existen programas del gobierno para mitigar el impacto de la deuda o los intereses

Por el contrario, la deuda mala se caracteriza por ser exactamente lo opuesto, es decir:

  • El uso del dinero no es productivo, es decir, empezamos a perder valor sobre ese dinero instantáneamente
  • Los intereses que se pagan son, en general, altos o bastante altos, y hay pocas o ninguna alternativa para mitigar el impacto de la deuda o los intereses.
A veces cuesta diferenciar porque existe una combinación de estos factores (por ejemplo, uso no productivo con bajas tasas de interés) o porque no es claro si el uso es productivo o no: como somos seres humanos, nos cuesta ver objetivamente muchas decisiones financieras de tomamos en nuestras vidas.

Ejemplos de la vida real

Por supuesto que, como pocas cosas en la vida son blanco o negro, existen argumentos para justificar el tomar una deuda. Por ello, vamos a tomar de vuelta los ejemplos que mencionamos anteriormente:

  • Estudios universitarios – Veredicto: Deuda Buena. Adquirir una deuda para estudiar casi siempre es algo bueno, porque nos proporcionará conocimientos y habilidades que posteriormente adquirirán un valor monetario cuando las pongamos en práctica.
  • Renovaciones en la casa – Veredicto: ¡Depende! En la mayoría de los casos, podría considerarse una deuda para renovar como deuda buena, dado que aumenta el valor de la casa. Sin embargo, cuando se pretende hacer una renovación cuyo costo va más allá de las posibilidades, se convierte en una deuda mala, porque los intereses que se pagan en esa deuda podrían utilizarse para otros propósitos.
  • Compra de un automóvil – Veredicto: Deuda Mala. En la mayoría de los casos, particularmente con carros nuevos, al momento de salir del garage del vendedor, ya el carro pierde gran parte de su valor, y lo sigue perdiendo a medida que pasa el tiempo. Mucha gente argumenta que esta deuda es buena porque no tiene alternativas de transporte; si se fijan, esta razón no cambia el hecho que el uso no es productivo (el valor del carro baja) y que los intereses son altos (o toman varios años para pagarse). En muchos casos es necesario de tener un carro, y por ello los expertos en finanzas personales siempre recomiendan comprar con dinero propio en lugar de pagar un lease o pedir prestado. La excepción a la regla: si el autómovil se usa como medio de trabajo (vendedores que visitan clientes, entregas de mercancía, transporte privado de personas, etc.) su uso genera un valor superior a la pérdida de valor.
  • Viaje de vacaciones a nuestro país de origen – Veredicto (ya seguro adivinaron): Deuda Mala. Las deudas que se adquieren para vacacionar generalmente se pagan con tarjeta de crédito, cuyas tasas son de las más altas, y con muy contadas excepciones, escapar del invierno o ver a nuestro familiares no genera un ingreso adicional que compense los gastos.
  • Hipoteca – Veredicto: ¡Depende! En muchos casos adquirimos una hipoteca para comprar la vivienda donde pasamos la mayor parte del tiempo. Considerando que la alternativa es rentar, lo cual no genera retorno (equity), en estos casos una hipoteca es una deuda buena, en particular cuando hay incentivos fiscales para comprar (intereses deducibles en Estados Unidos, Home Buyers Plan en Canadá). Sin embargo, mucha gente adquiere una hipoteca para comprar viviendas recreacionales (Cabin, Chalet o Camp en Estados Unidos, Cottage en Canadá) las cuales solo habitan por unos días al año, y si se rentan el retorno generalmente no compensa los pagos. También cuando se compran propiedades para rentar con una hipoteca sin hacer los cálculos apropiados, es posible que se de el mismo fenómeno (por ejemplo, en muchos casos vender la vivienda principal no genera impuestos a ganancias de capital (capital gains), pero otras viviendas casi siempre pagan estos impuestos).

Siempre pueden existir situaciones personales que representen excepciones a la regla, pero para la mayoría de los casos, siempre debemos fijarnos si el uso de la deuda es productivo y los intereses que pagamos por la misma.

Y tú, ¿Qué otros ejemplos de deuda buena o mala tienes? ¿Sabes de otro ejemplo que caiga en la categoría de “Depende”?

Comentarios desactivados en Deuda buena y deuda mala – ¿Cómo diferenciar entre ambas?

Archivado bajo Varios