Archivo mensual: diciembre 2012

¡Feliz Navidad y Año Nuevo de parte de Mi Bolsillo en el Norte!

christmas-carolers-md

Seguro por estos días casi todos estamos reflexionanado sobre el 2012 y como nos fue. Afortunadamente Mi Bolsillo en el  Norte ha tenido una buena historia, y todo gracias a uds, lectores y seguidores, que han visto este blog crecer durante el 2012.

Esta probablemente será la última entrada del año. Utilizaré parte de estos días “unplugged” para descansar, pero también para empezar a delinear nuevos proyectos para Mi Bolsillo en el Norte. Como siempre, sus sugerencias son siempre bien recibidas a través de los comentarios o, si prefieres en privado, a través de la página de contacto.

Gracias de nuevo por preferir Mi Bolsillo en el Norte, y espero que el 2013 venga cargado de mucha dicha y prosperidad para todos!

Anuncios

Comentarios desactivados en ¡Feliz Navidad y Año Nuevo de parte de Mi Bolsillo en el Norte!

Archivado bajo Varios

Diciembre es buena época para donar, pero cuidado a quien le das tu dinero

Donar o no donar

Una de las cosas que más distingue a la época decembrina es el espíritu de compartir que se apodera de muchos. Por una vez al año, nos detenemos a ver como nos fue este año, y nos damos cuenta que nos ha ido mejor que a otros. Nunca hay excusas para decirle que no a quien más necesita de nosotros, particularmente en este época.

Bueno… podría decir que hay una excepción a esa regla de “nunca hay excusas”. La realidad es que hay muchos estafadores que se aprovechan de nuestro espíritu de compartir para pedir nuestras donaciones para propósitos poco nobles. Por ello, a pesar de vernos tentados a regalar a quien vemos en la vía, vale la pena detenerse un poco y evaluar estos 2 puntos:

  • ¿La persona que nos pide dinero pertenece a alguna organización caritativa?
  • ¿Es esa caridad ampliamente conocida? 
  • ¿Está esa caridad registrada con los entes reguladores de impuestos? Esto también es relativamente importante, ya que estos entes aprueban y revisan con frecuencia el estatus de las organizaciones caritativas. Para verificar esta información en Norteamérica, puedes usar estos medios:
  • ¿Esa caridad puede emitir un recibo válido?

Otro beneficio de confirmar el estatus de la caridad a la que piensas donar es que, si están registradas, puedes pedir una deducción de impuestos en tu próxima declaración. Sin embargo, para que puedas pedir la deducción en la declaración del 2012 la donación debe hacerse efectiva antes del 31 de diciembre del 2012. Cuando venga la temporada de impuestos discutiremos este tema en profundidad.

Una vez que tu caridad pase la prueba, contribuye lo que puedas y, como dicen en Norteamérica, “Happy Giving”, o mejor “Happy Smart Giving”.

Comentarios desactivados en Diciembre es buena época para donar, pero cuidado a quien le das tu dinero

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Impuestos

Programas de fidelidad (Loyalty Cards) – ¿Valen la pena?

A todos nos gusta sentir que somos compradores inteligentes. Está en la naturaleza humana. Nuestros cerebros piensan de manera comparativa: si alguien gana, entonces alguien pierde, y si dejas de aprovechar una promoción, entonces también se siente como una pérdida.

Los programas de fidelidad (o Loyalty Cards, en inglés) se basan en este principio básico: hacernos sentir compradores inteligentes al decirnos que por cada compra que hacemos acumulamos puntos que podemos canjear por premios u otros productos.

Quizás estamos más familiarizados con los programas de viajero frecuente, donde acumulas millas o puntos de hotel, pero en estos días hay una variedad impresionante de programas de fidelidad.

Si bien no está de más tomar ventaja de estos programas, aquí está el detalle: si utilizas un Loyalty Card para hacer una compra que de cualquier forma pensabas hacer, entonces eres el perfecto comprador inteligente. Por el contrario, si usas el programa como una excusa para comprar algo que nunca se te había ocurrido previamente (porque viste una promoción), entonces quizás el programa no sea tan favorable.

Otros problemas fundamentales con los programas de fidelidad son:

  • Tú no controlas como ganar o gastar tus puntos: las reglas que determinan los puntos o millas que acumulas y cuanto valen pueden ser cambiados en cualquier momento, y de hecho son cambiados frecuentemente, y casi nunca a tu favor. En estos días recibí un email de la cadena Hilton informando que estaban cambiando las reglas para calificar a ciertas categorías Elite de su programa HHonnors. Tuve suerte: al menos me enviaron un email; en otros casos la gente se entera después del hecho.
  • Muchos programas de fidelidad deben su existencia a la necesidad, por parte de compañías que producen bienes y servicios, de entender el comportamiento de tus usuarios y usar la información para mejorar sus programas de mercadeo. Si bien muchos no tienen problema con eso, porque se traduce en promociones personalizadas, a otros les molesta que la información sobre su compras (y algunos datos demográficos) esté en manos de terceros.

No todo es malo, sin embargo. Este artículo señala como la tecnología detrás de las tarjetas de fidelidad han ayudado a identificar fraude de identidad. Por otro lado, en la actualidad hay sitios como Points.com que te permiten “consolidar” puntos que están repartidos en diferentes programas y que de otra forma no podrías utilizar si no tienes un mínimo de puntos, pero por supuesto tiene su “fine print” o letra pequeña y algunas comisiones según recuerdo.

En lo personal, yo tengo una montaña de tarjetas de fidelidad, la mayoría de las cuales están “agarrando polvo” en una gaveta. Eso no me hace sentir mal porque se que, siempre que necesite adquirir algo, puedo desempolvar alguna para acumular puntos pero sin caer en la tentación de comprar solo porque vi la tarjeta o una promoción.

¿Cómo usas tus tarjetas de fidelidad? ¿Que trucos conoces para sacarles el máximo provecho sin consumir en exceso?

Comentarios desactivados en Programas de fidelidad (Loyalty Cards) – ¿Valen la pena?

Archivado bajo Frugalidad, Varios

Errores en tu reporte de crédito

Credit History Score Report Credito Historia Puntaje Reporte

En el pasado habíamos hablado sobre los reportes y puntajes de crédito y lo importante que es monitorear el estatus de nuestra historia de crédito. Recientemente pedí un reporte de crédito y detecté una omisión en el mismo, y quise entender más sobre el tema.

Recordemos como funciona: las instituciones financieras que nos otorgan crédito (préstamos, tarjetas de crédito, líneas de crédito, etc.) envían nuestra información relacionada a estos a las agencias de crédito, quienes consolidan la información. Sin embargo, a veces ocurren errores, los cuales son mucho más frecuentes de lo que desearíamos: según este reporte, ¡79% de los reportes de crédito contienen errores! Después de aprender sobre esto, no me siento tan desafortunado con el pequeño error que observé en mi reporte.

Si detectamos errores en nuestro reporte de crédito, debemos introducir una queja para disputar las fallas. Las formas de hacer esto varían en cada país porque las agencias funcionan de forma ligeramente diferente:

Estados Unidos

Las 3 agencias de crédito en Estados Unidos permiten introducir y chequear el estatus de reclamos en línea. Abajo los enlaces para cada agencia:

Canadá

El proceso de reclamos es un poco más manual en Canadá, e implica bajar una forma y enviar información por correo

La única forma de saber si estás entre el 79% de los que tienen problemas con su reporte de crédito es pedirlo una vez al año y preferiblemente de las diferentes agencias de crédito para comprobar que tan consistente es la información. Para recordarte de esto, podrías pedir tu reporte cerca de una fecha especial, como las Navidades o tu cumpleaños. En mi caso, afortunadamente no tuve ningún problema con mi reclamo y ya recibí una copia enmendada del reporte.

Si tienes dudas sobre como solicitar tu reporte de crédito gratis, chequea la entrada previa sobre reportes y puntajes de crédito, donde está toda la información.

¿Ya has pedido tu reporte de crédito? ¿Has encontrado errores?

Comentarios desactivados en Errores en tu reporte de crédito

Archivado bajo Canada, Crédito, Estados Unidos

Trucos para conseguir gangas

Estamos empezando diciembre, el último mes del año. También es esa época donde empezamos a gastar con más frecuencia y cantidad para obsequiarnos cosas que nosotros y nuestros seres queridos se merecen. Si bien es una época donde nosotros nos sentimos más felices, nuestros bolsillos a veces claman por ayuda y un poco de frugalidad no viene mal.

Si bien lo siguiente podría no ser muy ortodoxo para muchos, hay algunos métodos para conseguir algunos bienes a precios super bajos. Quizás muchas de las cosas que puedas conseguir de estas formas no quieras regalarlas a otros, pero al menos pueden ser regalos para tí mismo. Estos métodos son:

Bienes usados por internet

Desde avisos clasificados locales hasta Craiglist y similares, hay una cantidad impresionante de personas tratando de salir de cosas que no necesitan. Si bien hay objetos que no vale la pena comprar si están muy desgastados, hay muchos otros que fácilmente sobreviven la prueba del tiempo. Como ávido bibliófilo, puedo dar testamento de que un libro usado, siempre que esté en relativo buen estado, es tan bueno como uno nuevo; hace dos días compre 4 de los libros que tenía en mi lista por $25 en total (el costo de uno de ellos cualquiera nuevo).

Ventas de garage

Debido al frío que trae el otoño a muchos lugares de Norteamérica, esta no es la época preferida para hacer ventas de garage. Sin embargo, muchos propietarios que deciden regalarse bienes que reemplazan otros más viejos, como muebles, televisores u otros, pueden decidir que necesitan el espacio que los bienes viejos ocupan y por tanto salir de ellos. En primavera suelen haber muchas más ventas de garage: este blog presenta una buena guía de como sacar provecho en estas ventas de segunda mano.

Tiendas de beneficiencia

Goodwill y Salvation Army son probablemente las más conocida de las llamadas “Thirft Stores”, o tiendas donde se revenden objetos donados destinando una porción de las ganancias a la beneficencia. Si bien estas tiendas pueden ser polarizantes para muchos (y hay reseñas recientes de que los precios pueden no ser tan competitivos), se pueden conseguir buenos precios en algunas cosas.

Mercados de las pulgas

Mucho más comunes en veranos, pequeños comerciantes e individuos se reunen para vender objetos nuevos y usados.

Subastas de policia

Estás aún no las he intentado personalmente, pero la prensa ha reseñado las subastas policiales como un gran método de conseguir gangas. Básicamente, la policia subasta objectos que han sido perdidos y nunca reclamados, donados o quizás decomisados (no estoy seguro de lo último). Haciendo una búsqueda en Google se puede buscar información sobre estas subastas en tu localidad, pero un par de recursos que pueden ser de utilidad son:

  • PropertyRoom.com: maneja las subastas de, al menos, la policia de Nueva York
  • PoliceAuctionsCanada.com: este sitio aglomera los contactos de los varios departamentos de policia en Canadá que hacen subastas.

De nuevo, quizás no quieras regalar muchas de las cosas que consigas por estos métodos, pero podría ser ese regalo extra “de tí para tí”. ¿Qué otras formas se te ocurre para optimizar el dinero de tus compras en la temporada de fiestas?

1 comentario

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Frugalidad