Archivo mensual: mayo 2013

Midiendo el impacto de tu puntaje de crédito (Credit Score)

Credit History Score Report Credito Historia Puntaje Reporte

Todos sabemos que es importante tener un buen puntaje de crédito. De hecho, ya lo discutimos en el blog anteriormente. Sin embargo, debido a que las fórmulas para calcular los puntajes son complicadas, y también secretas, es difícil hacerse una idea de cual es el impacto verdadero, en dólares, de tener un puntaje bueno o malo. Es parecido a la alimentación saludable: todo el mundo sabe que es importante comer adecuadamente pero no todos lo hacemos (incluyéndome 😦 ) porque raramente vemos el impacto de manera inmediata o tangible.

La revista Money y el experto John Ulzheimer se dieron a la tarea de sacar las cuentas por nosotros. Así resultó el impacto:

Hipoteca de $250,000 a 30 años
FICO credit score de 660; total de interés pagado: $171,260
FICO credit score de 760; total de interés pagado: $140,403
Ahorros en interés pagado con el puntaje de crédito mayor: $30,857

Préstamo para automóvil de $20,000 (a 36 meses)
FICO credit score de 660; total de interés pagado: $2,181
FICO credit score de 760; total de interés pagado: $1,056
Ahorros en interés pagado con el puntaje de crédito mayor: $1,125

¡Más de $30,000 ahorrados en la hipoteca! Impresionante.

Seguro pronto conseguiré estadísticas sobre los años adicionales de vida que me ayudarán a alimentarme mejor, pero mientras tanto ya tengo los números que necesitaba para alentarme a tener un mejor puntaje de crédito. Si no tienes el tuyo actualizado, puedes encontrar aquí algunas herramientas para estimarlo. Recuerda también que puedes pedir tu reporte gratis al menos una vez al año, y es aconsejable hacerlo para corregir errores que suelen plagarlos.

Anuncios

Comentarios desactivados en Midiendo el impacto de tu puntaje de crédito (Credit Score)

Archivado bajo Canada, Crédito, Estados Unidos

Cómo prevenir el “Efecto Latte”

En una entrada anterior mencionamos brevemente el “Efecto Latte” (o Latte Factor): un pequeño gasto que se repite con mucha frecuencia puede resultar en una carga importante para el presupuesto familiar.

No estoy seguro cuando fue acuñado el término, pero recuerdo que se hizo popular a medida que Starbucks se expandía y muchos empezaron a gastar más en café que lo que solían hacer. Asumiendo que cada café cuesta $5 y se consumen 2 tazas en cada día laboral (alrededor de 240 días al año, descontando feriados y vacaciones), la factura total al año es de $2,400!!!

Hay varias razones por la que fallamos en darnos cuenta de estos huecos negros en nuestras finanzas:

  • Tendemos a subestimar los pequeños gastos
  • No llevamos un presupuesto que nos permita detectar donde gastamos más dinero

¿Qué podemos hacer?

Lo primero es darnos cuenta de todas, absolutamente todas las áreas donde gastamos nuestro dinero. Hay dos formas de hacer esto:

  • Llevando un presupuesto familiar, detallando cada gasto (al menos por un período de algunos meses)
  • Detenernos a pensar sobre cada gasto que hacemos en el momento que lo hacemos.

La segunda alternativa consiste en lo siguiente: cada vez que el dinero salga de tu bolsillo, piensa no sólo de la cantidad que gastas, sino también de la FRECUENCIA con la que ese gasto ocurre. Vamos a suponer que estos fueron tus gastos el fin de semana pasado cuando saliste con tu familia:

  • $200 en ropa
  • $100 en restaurantes
  • $10 en estacionamiento

Si solo ves los números absolutos, pensarías que, en general, gastas mucho más en ropa que en comida o estacionamiento. Sin embargo, al tomar en cuenta la frecuencia, la perspectiva cambia completamente:

  • $200 en ropa X 6 veces/año (cada 2 meses) = $1,200
  • $100 en restaurantes X 26 veces/año (cada 2 semanas) = $2,600
  • $10 en estacionamiento X 300 veces/año (6 días por semana) = $3,000

Al final terminas gastando más dinero en estacionamiento que en ropa o comida. Sin embargo, podrías decir que el estacionamiento es algo que necesitas y no algo que quieres (el ejemplo asume que pagas estacionamiento cada día laboral) – en ese caso, el estacionamiento es algo que necesitas, no algo que quieres. Cuando te fijas en los siguientes renglones, ropa y comida, te fijas que hay una oportunidad de disminuir los gastos de comer en restaurantes. Al disminuir la frecuencia a la mitad, estarías ahorrando $1,300 al año.

¿Hay alguna otra forma de evitar el “efecto Latte”?

Hacer la multiplicación para obtener los gastos anuales puede ser difícil o incómodo. Una manera alternativa de evaluar estos gastos es la siguiente:

  • Toma nota de del ingreso familiar por hora. Si no lo tienes, toma el ingreso familiar anual y divídelo entre las horas laborales anuales (puedes asumir 2,000/año/trabajador de tiempo completo para simplificar). Por ejemplo, sí solo una persona trabaja en la familia y esa persona gana $50,000 al año trabajando tiempo completo, entonces el ingreso por hora es de $25.
  • Compara ese ingreso por hora con el gasto que piensas hacer y las veces que piensas hacerlo en la semana o el mes. Vamos a tomar los ejemplos del ejercicio anterior:
    • $200 en ropa = 8 horas de trabajo (200/25 = 8). Es decir, invertiste 1 día laboral en ropa.
    • $100 en restaurantes = 4 horas de trabajo por cada comida.

¿Habías pensado que los gastos de $10 podían impactarte más que los de $200? ¿Qué otros métodos se te ocurren para medir nuestro “efecto Latte”?

Comentarios desactivados en Cómo prevenir el “Efecto Latte”

Archivado bajo Frugalidad, Varios

El poder del interés compuesto – Parte II

Interes simple vs compuesto

El interés compuesto es una fuerza poderosa. Se dice que Einstein alguna vez dijo que “el interés compuesto es la fuerza más poderosa del Universo”. Aunque se duda que Einstein haya dicho esto literalmente, el punto es que el interés compuesto importa, y mucho.

En una entrada previa habíamos comentado sobre las diferencias entre el interés simple y compuesto. La entrada de hoy es corta, gracias a un ejemplo super ilustrativo.

Vamos a suponer que puedes ahorrar $5,000 al año y que hay dos formas de invertir a través del tiempo:

  • Invertir por 10 años, empezando a los 25 años y terminando a los 35.
  • Invertir por 30 años, empezando a los 35 años y terminando a los 65.

Para efectos del ejemplo, vamos a asumir que el rendimiento es de 7% anual, y lo que deseas obtener es la cantidad que tendrías al momento de retirarte a los 65 años.

¿En cuál escenario entrarías a tu jubilación con más dinero? Trata de pensar en tu respuesta antes de ver los resultados abajo.

(…Redobles…)

A menos que tengas una calculadora a la mano (o eres un genio), es difícil conocer la respuesta, particularmente porque los resultados son cercanos:

  • Invertir por 10 años, empezando a los 25 años y terminando a los 35 – $602,100 a los 65 años
  • Invertir por 30 años, empezando a los 35 años y terminando a los 65 – $540,000 a los 65 años

Impresionante, ¿Verdad? Con solo invertir temprano en tu vida por 10 años, el interés compuesto hace que tu dinero crezca más que al ahorrar por 3 veces más tiempo pero más tarde. Esto se debe a que el interés compuesto hace crecer las inversiones en forma exponencial – al comienzo los incrementos son suaves, pero con el tiempo crecen como una bola de nieve.

Por supuesto, lo que aplica para las inversiones también aplica para las deudas. Y dado que las tasas de interés en tarjetas de crédito son más altas que el 7% de ganancias que asumimos en el ejemplo, la bola de nieve deudora puede ser mucho más peligrosa.

En caso que te interese, si te hubieras mantenido invirtiendo $5,000 anuales desde los 25 hasta los 65 años, tendrías $1,100,000 al momento de retirarte – alrededor del doble que tendrías si empezaras a los 35 años.

¿Acertaste la respuesta del ejemplo? ¿En cualquier caso, te asombra el impacto que tiene empezar a ahorrar e invertir temprano?

Comentarios desactivados en El poder del interés compuesto – Parte II

Archivado bajo Inversiones

El costo de levantar una familia

Family familia

Casi todos tenemos ancestros en nuestros árboles genealógicos que tuvieron multitudes de hijos, hermanos, primos y tíos. Sin ir muy lejos, algunos de nosotros también tenemos familia cercana en situaciones similares. En esas familias numerosas, probablemente nunca pasó por la cabeza pensar sobre el costo de criar cada uno de los hijos hasta la mayoría de edad. Tampoco es probable que sea lo primero en lo que pensamos en estos días cuando queremos empezar una familia en estos días, pero ciertamente existe más conciencia sobre el tema.

Sin embargo, en términos numéricos, ¿Cuánto de verdad cuesta criar a un niño?

Estados Unidos

Según un estudio del Departamento de Agricultura, los gastos implicados en criar a un hijo varían entre $170,000 y $390,000 desde que nacen hasta que cumplen 18 años, un rango sustancial que depende de varios factores:

  • El ingreso de los padres: en una familia con padre y madre, dos hijos e ingresos menores a $60,000, cada hijo cuesta entre $8,760 to $9,970 en promedio al año. Ese mismo niño en una familia que gana más de $100,000 cuesta entre $20,420 to $24,510.
  • Los gastos suben a medida que aumenta la edad del niño.
  • La vivienda es el gasto más elevado, seguido de comida y cuidado para el niño (child care)

Una manera sencilla de obtener resultados personalizados para tu caso particular es utilizar alguna de las calculadoras disponibles:

Canadá

Según la revista Moneysense, y basado en estadísticas publicadas por StatsCan, el costo promedio total de criar a un niño desde el nacimiento hasta la mayoría de edad es de casi $245,000. Este gráfico ilustra lo que puedes esperar gastar diurante cada año en cada renglón (vivienda, comida, etc).  Debes tomar en cuenta que hay factores no considerados, como ahorros para financiar educación superior.

Lamentablemente no pude conseguir una calculadora en línea para Canadá.

En mi caso particular, los números resultaron mucho más altos de lo que esperaba, incluso para ser costos promedio. Tener hijos es una gran bendición, pero también lo es hacer un “reality check” para darnos cuenta si tendremos los recursos necesarios para que puedan salir adelante.

Y tú, ¿Qué te parecen estos costos? ¿Te parecen tan sorprendentes como a mí?

Comentarios desactivados en El costo de levantar una familia

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Varios

Negociando y obteniendo mejores salarios

En estos días, estando la situación económica tan dura en Norte América, muchos se sienten afortunados tan solo por tener un trabajo. Sin embargo, una vez que lo tienes, es probable que tu siguiente paso sea buscar mejoras laborales, bien sea con tu mismo empleador o abriendo la puerta a otras oportunidades.

Algunos métodos que podrías utilizar para obtener esas mejoras son:

  • Intenta negociar tu salario inicial. Una vez que has empezado en una compañía, se hace más difícil conseguir aumentos de salario significativos, a menos que seas promovido. Según el libro Women Don’t Ask, los profesionales que no negocian su primer salario pueden perder hasta $500,000 en ingresos hasta la edad de 60 años.
  • Habla con alguien que trabaja en la compañia que quieres. La información que puede venir desde adentro es difícil de conseguir en fuentes públicas, incluso con la proliferación de internet. Empieza buscando en tu perfil de LinkedIn (o crea uno nuevo si no lo tienes), para hallar conecciones de 1er o 2do grado.
  • Chequea los salarios de tu empleador en Glassdoor. Ya comentamos sobre este y otros recursos para evaluar salarios en esta entrada.
  • Consigue un buen mentor, idealmente uno con experiencia y jerarquía en la organización. Busca asignaciones o proyectos en los que puedas interactuar con ellos, o ingresa a grupos profesionales populares en tu industria.
  • Analiza el paquete de compensación completo: salario y beneficios. Estas son algunas calculadoras en línea donde puedes ingresar factores que es más difícil de computar, como días de vacaciones remuneradas.

¿Qué otros métodos recomendarías para obtener mejores salarios y beneficios laborales?

Comentarios desactivados en Negociando y obteniendo mejores salarios

Archivado bajo Estados Unidos, Trabajo