Archivo de la categoría: Inmigración

¿Se puede planear para el retiro en Latinoamérica?

Antes de empezar me disculpo con ustedes, los lectores del blog, por la desaparición que tuve por estas semanas. La razón de la ausencia fue que realicé un viaje a Venezuela, mi país de origen, para visitar a mis familiares cercanos.

Los días pasados allá fueron un recordatorio de los retos que yo mismo enfrenté hasta hace pocos años: en particular, cómo planear para el futuro cuando los vaivenes de la situación del país es tan inestable. En cierta forma, y a pesar de todos los retos que se enfrentan viviendo en países desarrollados, en estos siempre hay dos denominadores comunes:

  • Estabilidad: a pesar de los retos en países desarrollados, hay pocas barreras para planear con el largo plazo en mente. Estos incluye a los gobiernos, las empresas y, por supuesto, cada individuo.
  • Instituciones: no es que no hayan crisis en Norteamérica o Europa, pero son crisis coyunturales (por circunstancias del momento), a diferencia de las crisis estructurales que plagan muchos de nuestros países de origen (falta de instituciones, inseguridad personal y jurídica, vaivenes gigantes en la situación económica y social de un día al siguiente). En otras palabras, las crisis en países desarrollados muchas veces son “guerras avisadas”: suceden de manera paulatina y puedes prepararte mucho mejor que a una crisis estructural.

Entonces, en un contexto mucho más inestable como el de Latinoamérica, ¿Es posible planear para metas de largo plazo, como el retiro?

A mi modo de ver, la respuesta es SÍ, pero ciertamente se requiere mucho más de cada uno, en particular:

  • Planeación y estrategias diferentes: puesto de otra forma, las estrategias para planear al largo plazo que se utilizan en Norteamérica, donde hay una inflación menor al 2%, pueden ser completamente inútiles donde la inflación es del 30%, si es que acaso existen. Se deben entender qué herramientas “alternativas” pueden usarse bajo determinadas circunstancias (ahorros tradicionales, segundo trabajo, compra de inmuebles o vehículos para invertir, pequeña empresa, etc.)
  • Fuerza de voluntad y apertura al cambio, para mantener implementados los planes mientras se tiene la capacidad de ver amenazas de corto plazo para dichos planes. Si, como en Venezuela, el gobierno empieza a regular los alquileres hipotecarios a niveles ridículos y tú tienes un inmueble rentado, tienes que reconsiderar tus opciones.

¿Y tú como lo ves?¿Se puede planear para el largo plazo viviendo en Latinoamérica?

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Inmigración, Retiro

Experiencia Canadiense y la aversión al riesgo

Un periodista del área económica en Canadá, Dan Gardner, publicó hace un tiempo un artículo llamado “No risk, please. We’re Canadians” (traducido como “Sin riesgo por favor, somos canadienses”), donde destaca que muchas compañías canadienses, entre grandes y pequeñas, tienen represados $562 billones en dinero en efectivo, sin hacer nada con él. La razón: estas compañías temen una segunda ola de recesión y desean tener sus reservas a manos en caso que deban hacer uso de ellas. Ciertamente, esta falta de apetito por el riesgo es la responsable de que Canadá fuera el primer país en salir de la recesión del 2008-2010, pero también es la causa de que compañías fallaran en tomar riesgos calculados al innovar y las ha llevado al fracaso (léase Research in Motion, el fabricante de Blackberry).

En el fondo, lo que el artículo trata de reflejar es la gran adversidad al riesgo que tienen los canadienses, que es una de las pocas diferencias culturales con respecto a los estadounidenses. La firma consultora Deloitte publicó un estudio donde muestra que los empresarios canadienses son 18% menos tolerantes al riesgo que sus colegas al sur de la frontera. Y esto no queda solamente al nivel de inversión en R&D (Research & Development, Investigación y Desarrollo) y capacidad de producción: en mi opinión, este rasgo cultural es una de las principales causas del fenómeno conocido como “Canadian Experience”, o experiencia canadiense.

Este sitio web ayuda a entender lo que significa este concepto, pero en pocas palabras se refiere la dificultad que experimentan los inmigrantes en Canadá en obtener oportunidades laborales justas sólo por tener falta de experiencia o educación EN Canadá. Para usar una analogía, es como si la parte de tu CV que muestra lo que has hecho fuera de Canadá apareciera, a los ojos de tus potenciales empleadores, escrito en tinta invisible. Es un fenómeno lamentable que, a pesar de ser reseñado ampliamente, aún prevalece.

Algunos piensan Canadian Experience no es más que una forma de racismo o xenofobia. Sin embargo, hay lugares en Canadá, particularmente en el oeste y el norte, donde la mano de obra de casi cualquier tipo es tan demandada que los empleadores se olvidan, convenientemente, del Canadian Experience y contratan a quien sea que pueda hacer el trabajo, independientemente de como luzca o de donde venga. Para estos empleadores, que aún siguen siendo aversos al riesgo, el mayor riesgo viene de no poder mantener su megocio o crecer al ritmo del mercado, por lo cual están dispuesto a asumir otro tipo de riesgos que empleadores canadienses en otras regiones no toman, incluyendo la contratación de inmigrantes.

Si haces una búsqueda en Google, no encontrarás referencias a conceptos similares llamados “American Experience” o “Australian Experience”. Como yo lo veo, los estadounidenses y australianos tienen cierto apetito por el riesgo que no tienen muchos canadienses y eso es una de las grandes causas, aunque no la única, de este fenómeno con el cual los inmigrantes deben lidiar.

Comentarios desactivados en Experiencia Canadiense y la aversión al riesgo

Archivado bajo Canada, Economía, Inmigración, Trabajo, Varios

Abierto el período de aplicación para el Diversity Visa Lottery de Estados Unidos (Lotería de Visas)

U.S. Department of State Banner

Aunque este blog no está dedicado específicamente a temas de inmigración, esta información podría serle de utilidad para algunos lectores.

Como muchos inmigrantes en potencia a los Estados Unidos conocen, el gobierno de este país tiene un programa de inmigración que es conocido coloquialmente como “Lotería de Visas” o “Lotería de Green Cards”, aunque es formalmente llamado “Diversity Lottery” (lotería de diversidad, traducción libre). Bajo este programa, el gobierno estadounidense incentiva la inmigración que aumente la diversidad cultural al permitir aplicaciones por parte de inmigrantes que son ciudadanos (o nacidos) de países con relativamente poca representación migratoria en Estados Unidos.

Para poner este requisito en perspectiva, los nativos de los siguientes países latinoamericanos NO reúnen los criterios para el programa de diversificación de este año: Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Haití, Jamaica, México, Perú y la Republica Dominicana. Los nacidos en otros países de Latinoamérica pueden aplicar siempre que cumplan algunos requisitos sencillos. También se excluyen los nativos de algunos otros países de otros continentes, los cuales no menciono para no alargar esta entrada.

Si quieres conocer más detalles sobre el programa, hay una guía oficial publicada en español. También he visto que este blog ofrece información bastante útil.

Las solicitudes para el sorteo de los visados de diversificación del año 2014 (DV-2014) deben presentarse electrónicamente entre el mediodía EDT (horario de verano del Este de los Estados Unidos) del martes 2 de Octubre de 2012 y el mediodía EST (horario del Este de Estados Unidos) del sábado 3 de Noviembre de 2012. Esto significa que quedan pocos días para cerrar el período de aplicaciones por este año.

Un último detalle: aunque aparentemente ya no es tan frecuente como en el pasado, siguen existiendo estafas relacionadas a este proceso, que generalmente vienen en unas de estas formas:

  • Cobrar por la aplicación
  • Promesas de incrementar la probabilidad de ser seleccionado
  • Mandar un mensaje diciendo que ganaste y pedir dinero a cambio

El proceso de aplicación y revisión de resultados es 100% GRATIS. Con la información suministrada arriba puedes completar tu aplicación en minutos sin pagar un centavo.

Si piensas aplicar, ¡Mucha Suerte! Los resultados deberían aparecer en mayo del 2013.

Comentarios desactivados en Abierto el período de aplicación para el Diversity Visa Lottery de Estados Unidos (Lotería de Visas)

Archivado bajo Estados Unidos, Inmigración, Varios

¿Alguna vez pensaste que ser inmigrante podía traer ventajas financieras?

Imagen tomada de: Neatoshop.com

Ser inmigrante no es fácil. No es un gran descubrimiento: de hecho, ni siquiera es un descubrimiento; cualquiera que haya decidido echar raíces en un lugar diferente geográfica y culturalmente de su lugar de origen puede dar testimonio. Hay una gran cantidad de razones: el choque cultural y mayores índices de desempleo en las comunidades inmigrantes entre muchas, muchas otras. Es muy fácil ver el vaso medio vacío.

Sin embargo, a veces nos olvidamos de que el vaso también podemos verlo como medio lleno. Es decir, las ventajas que nos da ser inmigrantes. Como siempre, he tratado de ver el tema con la lupa de las finanzas personales, y estas son algunas ideas que se me ocurren:

  • Hemos hecho muchos sacrificios para estar donde estamos: desde cruzar un desierto para enviar dinero a nuestra familia en nuestros países de origen hasta procesos migratorios que tardan años enteros, pasando por miedo, incertidumbre y ansiedad, entre otras cosas. Hemos hecho muchos sacrificios, lo cual nos hace valorar cosas que otros dan por sentado.
  • Nos enfocamos en trabajar (o estudiar): los países desarrollados ofrecen tantas oportunidades que muchos son incapaces de enfocarse en una meta. Quizás el hecho de venir de lugares donde las opciones son más limitadas nos ha ayudado a mantener el curso cuando nos proponemos algo. Adicionalmente, de donde venimos son pocos los que se pueden dar el lujo de retirarse o jubilarse: la mayoría trabaja hasta que debe dejar de hacerlo.
  • No tenemos miedo al trabajo: muchos de nosotros, incluyendo quien les escribe, prefiere tener un trabajo por debajo de nuestras expectativas a cambio de vivir con la tranquilidad y las posibilidades que son casi imposibles de conseguir en nuestros países de origen. Eso no significa que seamos conformistas, sino que no le tenemos miedo al trabajo.
  • Para nosotros, “the grass is truly greener”. En Norteamérica usan la expresión “the grass is not always greener on the other side of the fence” (el césped no siempre está más verde del otro lado de la cerca) para prevenirnos de pensar que lo que veamos desde afuera en realidad sea tan bueno como parece. Sin embargo, para muchos de nosotros las oportunidades que los países desarrollados ofrecen, a pesar de todos los retos de la actualidad, hacen que de verdad el césped se vea más verde.
  • Somos frugales – es más facil ahorrar que ganar: en una entrada anterior hablamos de por qué a veces es preferible ser frugales y ahorrar que ganar más. Como muchos de quienes inmigramos crecimos sin vehículos con cruise-control y reparamos nuestra ropa cuando se daña (en vez de tirarla y comprar algo nuevo), en general se nos hace más fácil vivir sin gastar en cosas que de verdad no hacen falta.
  • No siempre necesitamos un “upgrade”: similar al punto anterior, como nos acostumbramos a vivir con versiones más limitadas de muchas cosas (vehículos, ropa, electrónicos, etc.), y por eso muchos de nosotros podemos vivir con las versiones más funcionales de estos bienes y nos permite invertir la diferencia en usos más efectivos.
  • Nunca tomamos un No como respuesta: a veces por desconocimiento tomamos un No, pero una vez estamos al tanto de los detalles, muchas veces somos más insistentes que otras personas, porque crecimos en ambientes donde, si tu no defiendes lo tuyo, nadie lo hará por ti. También solemos negociar más.
  • Dependemos menos del crédito: aunque esto varía mucho, el hecho que sea en general más dificil acceder al crédito en nuestros países de origen hace que lo valoremos más en países desarrollados. Por ejemplo, para acceder a una hipoteca en otros países se debe tener un mayor porcentaje de inicial y los intereses generalmente son más altos. Sin embargo, también es cierto que los interses más bajos pueden hacernos más susceptibles a caer en deudas de tarjetas de crédito.
  • Estamos juntos como comunidad: aunque algunas comunidades de hispanohablantes son más unidas que otras, muchas veces simpatizamos cuando paisanos están pasando por situaciones difíciles o muy buenas. Por ejemplo, a pesar que en pocos países de Latinoamérica siguen el beisbol, a muchos les agrada que haya una gran cantidad de latinos jugando en las Grandes Ligas, así no sean de nuestros propios países de origen. Asimismo, muchas veces tendemos a preferir servicios que son ofrecidos por paisanos latinos en nuestro idioma.

Es posible que no estés de acuerdo con todos los puntos mencionados, pero seguro estás de acuerdo que hay al menos un par de razones para ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío. ¿Qué otras ventajas crees tenemos por el hecho de ser inmigrantes?

Comentarios desactivados en ¿Alguna vez pensaste que ser inmigrante podía traer ventajas financieras?

Archivado bajo Frugalidad, Inmigración, Varios