Revisión de “El Millonario Automático”

David Bach, quien también es autor de otros libros sobre finanzas personales, escribió “The Automatic Millionaire” hacia mediados de la década pasada, antes de la recesión. Algunos de los puntos interesantes del libro son:

  • Evitar el efecto latte: pequeños gastos que hacemos de manera repetitiva se acumulan para totalizar una gran porción de nuestro presupuesto.
  • El principio de pagarse a uno primero (Pay Yourself First): como ya notaron en las revisiones de El Hombre más Rico de Babilonia y El Barbero Rico, este es un tema recurrente. Es difícil para muchos empezar a ahorrar cuando consideran todo el ingreso como dinero que puede gastarse. “Pagarse a uno primero” hace que parte de tu ingreso desaparezca de tu vista, y por la tanto, no puedas gastarlo.
  • Automatizar el proceso de pagarse a uno primero: esto se puede lograr a través de programas de deducciones automáticas que son fáciles de hacer hoy en día, y que canalicen el dinero a una cuenta de retiro (IRA/Roth IRA/RRSP).
  • Establecer un fondo de emergencia: Bach sugiere al menos 3 meses de gastos.

Así como los puntos anteriores son verdaderamente relevantes, hay otros sobre los que tengo mis reservas:

  • Compra de casa: Bach dice sin tapujos que “tú no estás verdaderamente construyendo riqueza a menos que poseas bienes raíces” y que “no te puedes hacer rico rentando” (traducción propia). Si bien es cierto que rentar no genera “equity” sobre la propiedad donde uno vive, también lo es que tener casa no es un derecho: sencillamente no todos estamos en la posición de tener y pagar una casa, y para muchos, al menos temporalmente, la mejor opción es rentar. La recesión del 2008 (algunos años después de la publicación del libro), estalló justamente porque muchos que no estaban en condición de comprar casa lo hicieron.
  • Publicidad: el libro hace constantes referencias a los seminarios y otros libros de David Bach y su franquicia FinishRich.
  • Falta de investigación: a diferencia de otros libros modernos en el área, Bach cita muy pocas fuentes independientes o académicas de información imparcial sobre los principios que cubre en el libro. No es que algunos de sus principios no sean válidos, pero el lector debe tener fe ciega en el autor, en vez de soportarse con investigación rigurosa que le sería muy fácil ayudar a difundir.

Rating de Mi Bolsillo en el Norte: 3 estrellas

Comentarios desactivados en Revisión de “El Millonario Automático”

Archivado bajo Varios

La magia de los bancos virtuales

Si en los años ’90 te hubieran propuesto tener tus depósitos en un banco que no tiene sucursales, ¿Qué hubieras dicho? ¿Qué dirías ahora en 2014?

Estoy seguro que la respuesta a la primera pregunta es no. Pero dependiendo a quien le preguntes, la respuesta a la última puede ir desde “lo hago desde hace años”, “no me da confianza” o “¿cómo lo hago?”. Así que mejor hablemos bien del tema.

¿Qué son los bancos virtuales, o bancos de internet?

Si bien es muy probable que tu banco tradicional ofrezca una plataforma en línea para manejar tus cuentas, los bancos virtuales ofrecen un modelo de banca completamente diferente. En lugar de tener una red nacional o regional de sucursales que puedes visitar, los bancos virtuales tienen muy pocas, o en algunos casos ninguna, oficinas abiertas al público, y sus usuarios dependen casi enteramente del internet para realizar sus operaciones.

¿Estos bancos ofrecen menos servicios que los bancos tradicionales?

Si bien algunos bancos virtuales pequeños pueden estar limitado a servicios básicos, la mayoría ofrecen la misma variedad de servicios que los bancos tradicionales: diferentes tipos de cuenta, chequeras, transferencias en línea, certificados de depósito (CDs/GICs) y hasta préstamos e hipotecas. Una limitación es la presencia de cajeros electrónicos, o ATMs: sin embargo, el siguiente punto te dirá por qué esto no es un gran problema.

¿Si los servicios son los mismos, cuál es la ventaja de usar un banco de internet?

La gran ventaja de este modelo de banca es la reducción de los costos. Al no tener presencia física y los empleados que allí laboran, los ahorros en gastos de operación se pasan al consumidor. La revista Money hizo el trabajo de comparar bancos virtuales y tradicionales en Estados Unidos, esto fue lo que encontró:

  • Tasa de interés media: Virtual 0.30%, Tradicional 0.05%
  • Porcentaje de las cuentas que son mantenimiento gratis (no fee): Virtual 85%, Tradicional 13%
  • Porcentaje de los bancos que no cargan tarifas por usar ATMs fuera de su red: Virtual 77%, Tradicional 23%

¿Qué preguntas debes hacerte si deseas hacer negocio con un banco virtual?

Antes de que salgas a abrir una cuenta inmediatamente, haz un poco de investigación sobre las opciones disponibles y los beneficios que cada una aporta:

  • ¿Tiene oficinas en físico, o es enteramente virtual?
  • ¿Qué tipo de cuentas ofrecen?
  • ¿Ofrecen plataforma móvil, para accesar en el teléfono celular?
  • ¿De qué manera puedo contactar al banco? ¿Cómo es la calidad del servicio al cliente?
  • ¿Qué mecanismos de seguridad existen para proteger mi información?

¿Cuáles son los mejores bancos de internet en Estados Unidos?

¿Cuáles son los mejores bancos de internet en Canadá?

Desafortunadamente no conseguí alguna comparación de opciones que se vea remotamente imparcial, así que aquí va mi opinión personal:

Disclaimer/Aclaración: Como siempre, a pesar de hacer un esfuerzo razonable para reflejar información real, no puedo hacerme responsable si lo que aquí se refleja resultase incorrecto. Yo personalmente uso CDF y ING. Si decidieras abrir una cuenta de ING, puedes usar el código 39051724S1 para obtener un bono de $25 (yo también recibiría $25).

Comentarios desactivados en La magia de los bancos virtuales

Archivado bajo Crédito, Varios

“El hombre más rico de Babilonia” – Revisión de libro

No, no se trata de una lección de historia universal como en la escuela. Se trata de uno de los clásicos de finanzas personales, escrito por George S. Clason. El libro narra la historia, ficticia por supuesto, de un hombre que se hizo rico siguiendo “7 curas para una cartera vacía”, que podrían parafrasearse más o menos así:

  • Empieza engordando tu cartera – esto se hace pagándose a uno primero al menos una décima parte de nuestras ganancias
  • Controla tus gastos – ajusta tu estilo de vida para asegurarte de cumplir con el primer principio. No gastes en cosas superfluas
  • Haz que el oro se multiplique – inviértelo
  • Protege tu tesoro de las pérdidas – evita ponerlo en manos de quienes no saben como invertirlo adecuadamente
  • Haz de tu hogar una inversión – considera comprar en lugar de pagar una renta
  • Asegura el ingreso futuro – protege a tus seres queridos con una póliza de vida si tu generas ganancias que los beneficia
  • Aumenta tu capacidad de ganar – ponte metas simples y finitas (no muy diferente de cuando hablamos de propósitos de año nuevo)

Adicionalmente, el libro contiene otras historias, narradas en forma de parábolas o anécdotas de personajes viviendo en esta histórica ciudad. A pesar de haberse escrito en 1926 (hace casi 90 años, y antes de la gran depresión), en su gran mayoría estos principios siguen siendo válidos hoy en día. El tipo de inversiones es diferente (aunque algunos siguen usando el oro), y nuestro estilo de vida también lo es, pero los principios fundamentales para crear bienestar y riqueza son los mismos – y lo mejos, son sencillos.

La única consideración especial: después de la segunda gran depresión de 2008, no hay que tomarse tan en serio el consejo de tener una vivienda a costa de lo que sea. No es necesariamente malo rentar, sobre todo si la alternativa es una hipoteca “sub-prime”.

1 comentario

Archivado bajo Libros

Manteniendo vivos los propósitos de año nuevo

ano nuevo propositos resolution new year

Seguro ya habrán pasado varias semanas desde que hiciste tus propósitos de año nuevo. Por esta misma época el año pasado conversamos sobre los factores claves para que tus propósitos sean exitosos.

A como lo veo, uno de los factores más importantes es establecer metas específicas. Por ejemplo, considera estas metas:

  • Voy a ahorrar este año
  • Voy a bajar mis deudas

Mira que diferente podrían ser:

  • Voy a ahorrar 10% de mis ingresos totales, y para final de 2014 espero tener ahorrados $5,000 (por ejemplo)
  • Voy a eliminar completamente mis deudas

Sin embargo, aún así, puede ser difícil llevar a cabo estas metas. La razón es que los humanos tendemos a desanimarnos cuando tenemos un tarea por delante que nos parece titánica. Para evitar esto, podemos picar los propósitos en metas más pequeñas:

  • Para poder ahorrar 10% de mis ingresos, voy a:
    • Dejar de comprar café en Starbucks todos los días laborables ($5 por día, 200 días al año = $1,000)
    • No voy a realizar comprar impulsivas. Cualquier compra superior a $50 la meditaré al menos un día antes de hacerla.
    • No gastaré más de $150 comiendo en la calle al mes
  • Para eliminar completamente mis d
    eudas, voy a:

    • Empezar por las tarjetas de crédito, donde los intereses son más altos
    • Comprometerme a dedicar al menos $500 mensuales a pagar deudas.
    • Si en un mes dedico menos de $500 a las deudas, al mes siguiente le añadiré la diferencia (si este mes pagué solamente $400, el mes siguiente serán $600)

Al hacer estas metas más pequeñas que puedes seguir mes a mes, puedes también celebrar cuando cumples con ellas, lo que te da ánimo de seguir adelante.

Para echarte una mano, te dejo un par de apps que puedes utilizar para llevar un control de tus gastos:

Por último, coloca las metas en un lugar visible. Mi esposa coloca las nuestras en la habitación, justo enfrente de la cama, de manera que las veamos todos los días al despertarnos y antes de dormir. Y por cierto, si las metas son comunes (con tu pareja, amigos o familiares), siempre tendrás alguien para celebrar los pequeños logros, echarte una palmada cuando haga falta y, por qué no, darte un jalón de orejas cuando estés procrastinando!

 

1 comentario

Archivado bajo Deuda, Varios

Feliz Año y Feliz Aniversario de Mi Bolsillo en el Norte

blog party fiesta bolsillo en el norte

¡Muchas Felicidades para todos en el 2014! Desde Mi Bolsillo en el Norte espero que 2014 les traiga a todos mucha paz, salúd, éxitos y, por qué no, muy buenas finanzas personales.

Casi al mismo tiempo que celebramos la llegada del 2014, ¡también estamos celebrando el segundo aniversario de Mi Bolsillo en el Norte! Gracias a todos por el apoyo durante este par de años de existencia, y es que mientras cuente con ese apoyo, aquí podrán seguir leyendo y sugiriendo sus temas preferidos o de actualidad.

2 comentarios

Archivado bajo Varios