Archivo mensual: abril 2013

Insourcing – ¿Volverán todos los trabajos?

Durante muchas décadas, “offshoring” ha sido la tendencia predominante del mundo industrial norteamericano. Offshoring, a veces traducido al español como Deslocalización, se refiere al proceso de mover puestos de trabajos costa afuera hacia países donde los costos de manufactura son menores. Algunos a veces utilizan Outsourcing como sinónimo, aunque los términos no son exactamente intercambiables, porque el último no require mover los trabajos a otro país, sólo fuera de la organización (en español lo llamamos subcontratación o tercerización).

Más recientemente han habido algunas señales de que el proceso de Offshoring se ha empezado a revertir, en lo que se ha conocido como Insourcing. Este artículo da una reseña completa del fenómeno de Insourcing, utilizando como ejemplo un reciente caso donde General Electric (GE) ha reactivado un importante complejo industrial para retornar la producción de lavaplatos automáticos.

El artículo señala varios efectos que están ayudando a romper el paradigma del Outsourcing:

  • Los precios del petróleo son mucho mayores que hace una o dos décadas, haciendo el transporte marítimo desde hacia mucho más costoso
  • El costo del gas natural en Estados Unidos es hasta 4 veces menor que en Asia. La expansión de la extracción de gas de fuentes no tradicionales, como carbón (coalbed methane) o pizarra/lutitas (shale gas) ha contribuído enormemente.
  • Los salarios en China son 5 veces mayores que hace 12 años, y se espera que sigan creciendo.
  • Los sindicatos en Estados Unidos han sido más pragmáticos recientemente que hace varias décadas, sobre todo con respecto a las escalas de pago.

¿Que industrias se verán más afectadas con el Insourcing?

Similar al caso de GE, la tendencia es devolver empleos en manufactura donde la tecnología e innovación jueguen un papel crucial, en particular a la hora de recortar costos.

¿El Insourcing traerá de vuelta todos los trabajos que se fueron?

No. Nada más lejos que la realidad. Siguen habiendo muchas categorías de producto, como textiles, donde las estructuras de costos aún no permiten competitividad con la manufactura local.

¿Conoces de alguien que se haya beneficiado del Insourcing? ¿Cuál es tu opinión sobre este nuevo fenómeno?

Comentarios desactivados en Insourcing – ¿Volverán todos los trabajos?

Archivado bajo Varios

Inflación, la ladrona invisible

Esta situación quizás te haya pasado: imagina por un momento que estás arreglando la casa y te encuentras con un dinero que habías dejado debajo del colchón hace 10 años (hace mucho que no limpiabas, eh). Tú recuerdas que eran $100 porque fue un regalo especial. Si estás seguro que nadie lo encontró antes que tú, ¿cuánto dinero esperas encontrar? Seguro estarás pensando que la pregunta es capciosa, y es verdad. Pero aún así, ¿Cuánto dinero hay?

Yo diría que hay dos respuestas: en la primera, la más lógica, hay $100. El dinero sigue estando allí y puedes contar los billetes. Es obvio que hay $100.

Sin embargo, para efectos prácticos, la cantidad que encontraste es menos de $100. Si vives en Norte América, podría decir que en realidad ¡te tropezaste con $82! Todo gracias a la ladrona invisible – la inflación. Sigue leyendo

Comentarios desactivados en Inflación, la ladrona invisible

Archivado bajo Economía

Seguro de Vida – ¿Cuánta cobertura necesito?

En entradas anteriores hablamos de por qué es necesario tener un seguro de vida y por qué, en la mayoría de los casos, conviene comprar una póliza a término (Term Life Insurance). Por ello, para resolver las preguntas sobre cobertura y cómo comprar el seguro asumiremos que se trata de una póliza a término.

¿Cuánta cobertura necesito?

Hacer esta pregunta sin proveer algún contexto es cómo preguntar qué película le gusta al colega del trabajo que recién conociste: necesitas saber conocer más sobre las circunstancias particulares. En este caso, los factores que afectan la cobertura que debes obtener son:

  • Edad: recuerda que un seguro de vida principalmente debe cubrir los ingresos que se perderían con la muerte del asegurado. Cuanto más jóven se es, mayor es el ingreso perdido y por tanto la cobertura debe aumentar. Por el contrario, si aún trabajas pero estás en tus 50s, las cuotas son mayores pero necesitas menos cobertura.
  • Dependientes: ¿Eres soltero, o tienes pareja e hijos? ¿También mantienes a tus padres u otros familiares? Cuantos más dependientes tengas, mayor es la cobertura que necesitarás.
  • Deudas: esto aplica especialmente para hipotecas; lo último que quieres imaginarte es a tu pareja e hijos pasando dificultades por no poder pagar la casa. Asegúrate que tu póliza cubra todas tus deudas y algo más para dejarle a tus seres queridos.

Considerando estos factores y otros, puedes intentar utilizar una o varias calculadoras disponibles en internet. Algunos ejemplos son:

También hay calculadoras que son provistas por compañías de seguros o sectores que tienen intereses económicos de por medio. Muchas de estas calculadoras son buenas también, pero en mi percepción tienden a inflar un poco los números.

Finalmente, en la mayoría de los casos hablarás con un corredor de seguros al momento de comprar tu póliza, y él o ella puede orientarte acerca de la cobertura necesaria para tu caso.

Comentarios desactivados en Seguro de Vida – ¿Cuánta cobertura necesito?

Archivado bajo Seguros

Seguro de Vida – ¿Cuál tipo de póliza me conviene más?

termino permanente life insurance term type policy

Es posible, o probable, que ya te hayas tropezado con un corredor de seguro que te ha sugerido, o insistido, en que le compres una póliza de seguro de vida para tí y otros miembros de tu familia. En una entrada anterior discutimos los aspectos básicos relacionados a los seguros de vida, y de allí sabemos que, aunque nos lo hayan sugerido, no todos en la familia necesitan una póliza.

También hablamos de las diferencias entre Term Insurance y Cash-Value (Universal, Whole Life, Variable) Insurance: en la primera la compañía de seguros no paga nada si nadie muere, pero en las pólizas de Cash-Value se invierte una parte de las coutas (premiums), que se puede recibir en varias modalidades mientras el asegurado aún vive, dependiendo de la póliza.

¿Qué escoger, Term o Cash-Value Insurance?

Los seguros son productos lo suficientemente complejos como para ameritar profesionales que se dediquen a ellos a tiempo completo, y con todo muy pocos de ellos se especializan en todas las variantes posibles. Por ello, es difícil decir categóricamente que hay una respuesta única a la pregunta sobre cuál tipo de póliza de vida escoger, Term o Cash Value (Whole Life, Universal, Variable y otros).

Sin embargo, muchos expertos en finanzas personales, incluyendo Suze Orman y David Chilton, así como organizaciones independientes como Consumer Reports han dejado que, claramente, Term Insurance es la mejor opción para la gran mayoría de los hogares. Esto se debe a que:

  • Las pólizas de Term Insurance son (mucho) más económicas que las de Cash-Value
  • Term Insurance es relativamente sencillo comparado a las pólizas Cash-Value; estas últimas suelen contener muchas cláusulas y penalidades para acceder a la porción de la póliza que se invierte.
  • Las pólizas de Cash-Value pagan mayores comisiones a los corredores: según este sitio, ellos cobran entre 90 y 105% de las cuotas del primer año en Whole Life, pero mucho menos con Term (30-70%). Claramente, este dinero se reduce de los beneficios que obtenemos de la póliza.
  • Las necesidades de seguro de vida varían a lo largo de nuestras vidas. Cuando somos mayores, necesitamos menos, ya que quedan menos años de ingresos por proteger. Con las pólizas Term se puede ajustar la cobertura cuando toca renovar, pero las pólizas Cash Value suelen ser más estáticas en largos períodos de tiempo.

El concepto que muchos de estos expertos argumentan para comprar Term Insurance se llama “Buy term and invest the difference (BTID)” (Comprar Term e invertir la diferencia): básicamente, si has considerado comprar una póliza Cash-Value, en muchos casos es mejor comprar una póliza Term equivalente, que es mucho más económica, e invertir la diferencia, preferiblemente en cuentas registradas (como 401k en Estados Unidos o RRSP en Canadá). La principal desventaja de este método, la cuál es usada por corredores de seguros para vender pólizas Cash-Value, es que BTID requiere disciplina para realmente invertir la diferencia en vez de gastarla en viajes o compras superfluas. Con todo, siempre que intentes BTID tienes más flexibilidad para ajustar tus inversiones, mientras que las pólizas Cash-Value suelen tener penalidades importantes si dejas de contribuir o deseas cancelas la póliza.

Al momento de comprar tu póliza a término, lo más probable es que debas conversar con un corredor de seguros, quien debe realizar unas preguntas para confirmar que tus necesidades están siendo satisfechas. También es posible que intente persuadirte de comprar otro tipo de póliza (recuerda que las pólizas permanentes generan más comisiones que las de término); sin embargo, estás en tu derecho de apegarte a lo que deseas. En cualquier caso, si deseas considerar alguna de las opciones que el corredor ofrece, toma los datos y pídele tiempo para investigar por tu cuenta: evita a toda costa tomar decisiones en el momento, porque aún no habrás podido analizar los nuevos escenarios en frío y las emociones pueden hacerte tomar una mala decisión. Recuerda que al hablar de seguros de vida, te estás comprometiendo por varios años con un producto y una compañía.

En otras entradas discutiremos el cómo y cuánto comprar en una póliza de vida. ¿Qué tipo de póliza tienes tú, Term o Cash-Value? ¿Cuál sería mejor para tus circunstancias? ¿Que has escuchado de familiares, amigos o corredores sobre estos tipos de póliza?

4 comentarios

Archivado bajo Inversiones, Seguros

Seguro de Vida – ¿Cuántos tipos hay y por qué no todos necesitamos uno?

No estoy seguro si esto sea representativo de Latinoamérica, pero cuando yo vivía en mi país de origen el único tipo de seguro personal del cual la mayoría de la gente se preocupaba era el seguro de salúd, también conocido como hospitalización, cirugía y maternidad (HCM). Si bien estos seguros también son importantes en Norteamérica, hay otro tipo de póliza de las que todo el mundo habla aquí pero poco se valora en Latinoamérica: el seguro de vida.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Inversiones, Seguros