Archivo de la etiqueta: CRA

Diciembre es buena época para donar, pero cuidado a quien le das tu dinero

Donar o no donar

Una de las cosas que más distingue a la época decembrina es el espíritu de compartir que se apodera de muchos. Por una vez al año, nos detenemos a ver como nos fue este año, y nos damos cuenta que nos ha ido mejor que a otros. Nunca hay excusas para decirle que no a quien más necesita de nosotros, particularmente en este época.

Bueno… podría decir que hay una excepción a esa regla de “nunca hay excusas”. La realidad es que hay muchos estafadores que se aprovechan de nuestro espíritu de compartir para pedir nuestras donaciones para propósitos poco nobles. Por ello, a pesar de vernos tentados a regalar a quien vemos en la vía, vale la pena detenerse un poco y evaluar estos 2 puntos:

  • ¿La persona que nos pide dinero pertenece a alguna organización caritativa?
  • ¿Es esa caridad ampliamente conocida? 
  • ¿Está esa caridad registrada con los entes reguladores de impuestos? Esto también es relativamente importante, ya que estos entes aprueban y revisan con frecuencia el estatus de las organizaciones caritativas. Para verificar esta información en Norteamérica, puedes usar estos medios:
  • ¿Esa caridad puede emitir un recibo válido?

Otro beneficio de confirmar el estatus de la caridad a la que piensas donar es que, si están registradas, puedes pedir una deducción de impuestos en tu próxima declaración. Sin embargo, para que puedas pedir la deducción en la declaración del 2012 la donación debe hacerse efectiva antes del 31 de diciembre del 2012. Cuando venga la temporada de impuestos discutiremos este tema en profundidad.

Una vez que tu caridad pase la prueba, contribuye lo que puedas y, como dicen en Norteamérica, “Happy Giving”, o mejor “Happy Smart Giving”.

Comentarios desactivados en Diciembre es buena época para donar, pero cuidado a quien le das tu dinero

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Impuestos

Un truco insuperable para multiplicar tu dinero – Entendiendo tu tasa marginal (Marginal Tax Rate)

Quizás habrás pasado por este escenario: estás en el medio de una situación económica dura y estás buscando por maneras de aumentar tu ingreso: piensas en dejar tu trabajo en busca de otro, pedir un aumento o tomar un segundo o tercer trabajo. Ya incluso tienes en mente una cierta cantidad adicional que te gustaría ganar, digamos $10,000 al año. Con esos $10,000 cubrirías $5,000 de saldo e intereses de la tarjeta de crédito, $4,000 para un viaje que tan falta hace a ver a la familia en Latinoamérica y $1,000 para otros gastos. Afortunadamente, se concretó la oportunidad y tendrás los $10,000 de ingreso adicional… o, al menos, eso es lo que tu piensas.

Resulta que de esos $10,000 una buena parte ya está marcada con el sello del IRS en Estados Unidos o del CRA en Canadá, y todo se debe a la tasa marginal de impuestos, o Marginal Tax Rate.

El Marginal Tax Rate es el impuesto que pagas sobre tu último dólar de ingreso. Es una tasa que casi siempre es más alta que la tasa promedio que pagas, también llamada Effective Tax Rate, que se obtiene al dividir lo que pagas en impuestos entre tu ingreso total. Por ejemplo, cuando se habla que Mitt Romney solo ha pagado 13% de impuestos en los últimos años, esto se refiere al Effective Tax Rate.

En Norte América los impuestos sobre la renta son de tipo progresivo: es decir, cuanto más ganas, más pagas, no solamente en cantidad sino como porcentaje del ingreso. Por ejemplo, pensemos en Pedro, un residente soltero de Estados Unidos que gane $20,000 de ingreso/renta gravable en 2012 (Taxable Income, después de deducciones) paga en impuestos federales unos $2,565, que son resultado de:

  • 10% en los primeros $8,700 =  $870
  • 15% por cada dólar entre $8,700 y $20,000 = $1,695
  • Total @ $20,000 de Taxable Income = $2,565
  • Effective Tax Rate = $2,565/$20,000 x 100 = 12,8%
  • Marginal Tax Rate = 15% (lo que Pedro pagó sobre su último dólar de ingreso)

Ahora tomemos a Camila, con la misma situación personal de Pedro, pero ella gana $100,000:

  • 10% en los primeros $8,700 = $870
  • 15% por cada dólar entre $8,700 y $35,350 = $3,997.50
  • 25% por cada dólar entre $35,350 y $85,650 = $12,575
  • 28% por cada dólar entre $85,650 y $100,000 = $4018
  • Total @ $100,000 de Taxable Income = $21,460.50
  • Effective Tax Rate = $21,460.50/$100,000 x 100 = 21,5%
  • Marginal Tax Rate = 28% (lo que Camila pagó sobre su último dólar de ingreso)

No solamente Camila paga más en términos absolutos ($) y relativos (%) que Pedro, sino que su tasa marginal (lo que paga en su último dólar de ingreso) es muy superior: 28% frente al 15% de Pedro.

Estos ejemplos son sobresimplificados, porque no consideran los impuestos estatales y una variedad de factores que afectan el Taxable Income (situación familiar, salud, beneficios del gobierno, etc.) En la vida real, las tasas marginales son generalmente más altas que estos ejemplos, porque aún faltan por considerar los impuestos estatales.  Sin embargo, los números del ejemplo son muy útiles para visualizar la diferencia.

¿Y cómo me ayuda la tasa marginal a multiplicar mi dinero?

¿Recuerdas el ejemplo mencionado al comienzo donde hablamos de tener $10,000 adicionales al año? Como ya te habrás dado cuenta, el gobierno se queda con parte de ese dinero, pero ¿cuánto? En el caso de Pedro, su Marginal Rate federal es 15%, y por lo tanto le quedan $8,500 ($10,000 – ($10,000 x 15%)), mientras que Camila recibirá efectivamente sólo $7,200 porque su tasa marginal federal es 28% ($10,000 – ($10,000 x 28%)).

De nuevo, recuerda que este ejemplo es simplificado y no incluye otros impuestos sobre la renta/ingreso, lo cual debe incrementar la tasa marginal. Por ejemplo, en la provincia canadiense de Nova Scotia, una persona que gane $150,000 tiene un Marginal Tax Rate de 50%! Esto significa que el gobierno se queda con $1 por cada $2 de ingreso adicional que percibas. Sin llegar a ese extremo, si tu tasa marginal es 33%, debes generar $1.50 por cada $1 adicional que necesites ($1.50 = $1/(1-33%)). En Europa, donde los impuestos generalmente son más altos que en Norte América, es mucho más frecuente ver tasas marginales de 50%.

En estos ejemplos, hasta ahora siempre habíamos considerado que la única posibilidad de tener más dinero era a través de un aumento del ingreso. Sin embargo, hay una posibilidad que es 100% libre de impuestos: ¡AHORRAR PARTE DE TU INGRESO ACTUAL! Piensa que cada dólar que dejas de gastar es un dólar que puedes dedicarlo a propósitos útiles y multiplicarlo sin que el gobierno pueda quitarte nada. Para hacer la comparación más fácil: si tu Marginal Rate es 33%, ¡Es lo mismo que dejes de gastar $1 de tu ingreso actual o que recibas $1.50 adicional!

En conclusión, cuando creas que necesitas más dinero para sustentar tu estilo de vida, piensa que:

  • Tu ingreso adicional será castigado con un impuesto mayor que el promedio de lo que vienes pagando
  • Cuanta más alta es tu tasa marginal, se hace más fácil ahorrar que generar ingreso adicional para tener $1

Para tomar el dicho latinoamericano,¡Yo prefiero un dólar ahorrado que $1.50 volando! Y tu, ¿Qué prefieres?

8 comentarios

Archivado bajo Frugalidad, Impuestos

El Tax Man quiere lo tuyo – Parte I: Lo básico sobre las declaraciones de impuestos

Por estos días ya estamos en la temporada de hacer las declaraciones de impuesto sobre la renta (Income Tax). Como todos somos responsables y no vamos a esperar hasta última para hacer la declaración (eso espero, ¿cierto?), vamos a empezar a hablar del tema.

En la primera entrada de esta serie hablaremos de aspectos básicos del sistema de declaración de Income Taxes, poniendo la lupa en el impacto para los inmigrantes. En la Parte II discutiremos sobre deducciones y tax credits que pueden usarse para minimizar los impuestos.

Dos sistemas: Federal y Provincial

Los que son empleados se habrán dado cuenta que se hacen dos tipos de deducciones de impuestos por nómina: impuestos federales, que aplican para todos los residentes por igual sin importar la parte del país donde residan, y los impuestos provinciales, los cuales pueden variar bastante de una provincia a otra. El Canada Revenue Agency (CRA) maneja la recolección y declaraciones de impuestos para todas las provincias excepto Quebec, que tiene su propia agencia.

¿Que pasa si me cambié de provincia durante el año? Se debe declarar impuestos en la provincia donde se tenía residencia el 31 de diciembre del año anterior.

Conociendo las fechas críticas

Aunque todos somos personas responsables y no vamos a esperar hasta el último momento para hacer nuestras declaraciones (eso espero, ¿cierto?), siempre es importante saber las fechas importantes. Estas son:

  • 30 de abril: para aquellos que son empleados
  • 15 de junio: para aquellos que son auto-empleados (self-employed) y sus cónyuges o common-law partners.

Para los nuevos inmigrantes

El CRA tiene una publicación especial para orientar a los nuevos inmigrantes sobre cuestiones básicas del sistema de impuestos canadiense. Cuando la leí me pareció muy útil, porque mucha de la información disponible en los medios puede no ser relevante para inmigrantes; por ejemplo:

  • Es cierto que si no se tiene ingreso que declarar o impuestos que pagar, no es estrictamente necesario hacer una declaración. Sin embargo, al no hacerla, se pierden beneficios como Tax Credits como el GST/HST Credit o el Canada Child Tax Benefit (CCTB).
  • Solo se debe declarar ingresos recibidos después de tomar residencia en Canadá, y este ingreso debe incluir ingresos en Canadá como tal y también del extranjero (por ejemplo, si pagaron la liquidación del trabajo después de haber llegado a Canadá).
  • A pesar de que los paquetes para hacer declaraciones electrónicas son muy populares por estos días, la primera declaración no puede hacerse por vía electrónica. Una vez se completa esta primera declaración, el CRA finalmente se “entera” que existimos como residentes canadienses y nos abre la posibilidad de crear una cuenta en su sistema.
  • En la mayoría de los casos, no se pueden hacer deducciones sobre contribuciones a un RRSP en la primera declaración.
  • Para solicitar Tax Credits federales, se debe anexar una nota declarando los ingresos globales recibidos antes de convertirse en residente canadiense.

Declarar sólo o con ayuda

Hay varios medios para hacerla, incluyendo:

  • Electrónicamente: uno mismo puede hacer la declaración usando software aprobado por el CRA. Recuerden que esta opción no está disponible para primeras declaraciones.
  • En papel: el CRA pone a la mano los paquetes de declaración manuales. Adicionalmente, en estos casos, hay que enviar la declaración (forma T1) por correo; en este enlace están las direcciones a donde enviarla.
  • Preparer: estas son las personas que trabajan más que todo en la temporada de impuestos haciendo declaraciones, bien sea por cuenta propia o en grandes agencias como H&R Block. Estas personas pueden no tener una certificación como contadores, y generalmente se especializan en declaraciones sencillas.
  • Certified General Accountant (CGA):  estas personas son contadores certificados y generalmente trabajan en el área durante todo el año. Son más costosos para contratar, pero tienen mayor conocimiento del sistema de impuestos, en particular para situaciones como inversiones. En el caso de inmigrantes que mantienen negocios activos en su país de origen u otros, puede ser aconsejable acudir a un CGA para asegurarse que todo se haga como debe ser y evitar auditorías.

¿Qué documentos se debe tener a mano?

Esta guía provee un buen resumen de los documentos necesarios para hacer la declaración adecuadamente.

En la Parte II discutiremos sobre las deducciones y créditos que pueden bajar la factura o mejorar la devolución de impuestos. En el interín, ¿Qué otra cosa es importante destacar del sistema de impuestos canadienses? ¿Cómo te preparas hasta ahora para la declaración?

ACTUALIZACIÓN: puedes acceder a la segunda parte de esta serie aquí: Créditos y Deducciones.

3 comentarios

Archivado bajo Canada, Impuestos

Tax Free Savings Account (TFSA) – Parte I – ¿En qué consiste?

En entradas anteriores discutimos sobre el RRSP (“En que consiste” y “Cómo usarlo”). En esta entrada hablaremos sobre un nuevo vehículo de inversión y ahorros super novedoso, el Tax Free Savings Account, o TFSA (CÉLI en francés). Como fue en el caso del RRSP, en esta primera entrada discutiremos algunos conceptos y en una segunda entrega sobre como usarlo.

Propósito

Los TFSAs fueron introducidos hace poco, en el 2009, por el ministro de finanzas, Jim Flaherty. A diferencia de otras cuentas registradas que tienen un propósito específico (RRSP para retiro, RESP para educación), los TFSAs tienen pocas restricciones al uso que puede dárseles, lo cual los convierte en un instrumento de inversión y ahorros muy versátil. Lo único que refiere la página del CRA al respecto es que permite (traducción libre) acumular dinero libre de impuestos en el transcurso de la vida. Adicionalmente, el dinero puede retirarse en cualquier momento, sin ninguna limitación.

A diferencia del RRSP, las contribuciones al TFSA no son deducibles de impuestos, pero todas las ganancias dentro de la cuenta son 100% libre de impuestos (siempre que no se excedan los límites de contribución que se mencionan más abajo). En otras palabras, el TFSA es el espejo del RRSP: en el primero contribuyes dinero post-tax cuyas ganancias no pagan impuesto, y en el último contribuyes dinero pre-tax pero pagas impuestos sobre las ganancias.

El TFSA canadiense es equivalente, en muchos sentidos, al Roth IRA americano, aunque éste último tiene más limitaciones para acceder al dinero de la cuenta que la versión canadiense. Espero poder tocar el Roth IRA en una futura entrada.

¿Quien puede abrir un TFSA?

Cualquier residente en Canada mayor de edad que tenga un número de Social Insurance Number (SIN) válido. Esto quiere decir que incluso residentes temporales (por trabajo o estudio) podrían abrir uno, aunque ellos tendrían que considerar la conveniencia de hacerlo, por el tiempo e implicaciones impositivas en sus países.

¿Donde abrir un TFSA?

A rasgos generales, hay 2 tipos de instituciones que ofrecen TFSA:

  • Bancos, credit unions, compañías de seguro o compañías de fondos de inversión: suelen ofrecer opciones limitadas (cuentas de ahorro, certificados de depósito, fondos mutuales) y solamente productos emitidos por ellos mismos.
  • Discount brokerages: estas compañías se enfocan en transar todo tipo de activos (bonos, acciones, etc.) Algunos pertenecen a los grandes bancos (TD Waterhouse, Scotia iTrade) y otros son independientes (Questrade, Qtrade). Este tipo de cuentas se conocen como auto-dirigidas (Self Directed).

Tipos de TFSA

A diferencia del RRSP (que inclye versiones self-directed, spousal, group, etc.) no hay separaciones importantes en los tipos de TFSA. La mayoría tienden a ser self-directed. No existen “Spousals TFSA”, porque el dinero se contribuye post-tax, y puede depositarse libremente en la cuenta personal de uno o del cónyuge (a diferencia del RRSP, donde el dinero es “pre-tax” y el CRA debe hacer seguimiento al destino del dinero para atribuir los impuestos correctamente – lo que se conoce como “attribution rule”).

Contribuciones

El límite de contribución (contribution room) para un TFSA es de $5,000 por persona al año, independientemente del ingreso o edad. De nuevo, esta contribución no es deducible de impuestos (post-tax).

Una novedad interesante es que, si no se tiene un TFSA abierto, igual se acumula el contribution room año tras año. Es decir, alguien que ya era residente canadiense y mayor de edad en el 2009 que nunca ha abierto un TFSA, para el 2012 cuentas con un contribution room de $20,000.

Una pregunta que aplica a los inmigrantes que traemos nuestros ahorros es: si se acumula contribution room desde el 2009, ¿Puedo asumir que, en el 2012, tengo $20,000 disponibles de contribution room? (asumiendo que ya se era mayor de edad en 2009, cuando empezó el programa). La respuesta es NO, lamentablemente. Se debe ser residente canadiense durante el año en cuestión para acumular contribution room en ese año. La buena noticia: a diferencia del RRSP, cuyo contribution room está atado al ingreso (y generalmente debe recibirse un “Notice of Assessment” del CRA para confirmar la cantidad exacta), el contribution room del TFSA no depende del ingreso, y puede abrirse una cuenta y depositar $5,000 el mismo día en que uno se convierte en residente canadiense. Esto es particularmente útil para nosotros los inmigrantes, las mayoría de quienes llegamos a Canadá sin trabajo y sólo con nuestros ahorros.

Límites y penalidades

Este límite de contribución (contribution room) se incrementará en intervalos de $500 de acuerdo a la inflación: como el plan empezó en 2009, algunos expertos esperaban que para el 2012 el límite fuera subido a $5,500, pero aun se mantiene en $5,000.

Si se contribuye con más de $5,000 al año (hasta el 2012), el CRA aplica una penalidad de 1% del exceso por cada mes que el exceso permanezca en la cuenta. Por ejemplo, si Pedro supera el límite de $5,000 y llega a $6,000 en julio, y no retira el exceso ($1,000) en el resto del año, debe pagar 1% del exceso ($10) por cada mes (6 meses), para un total de $60.

¿Cuándo se puede retirar dinero del TFSA?

En cualquier momento se puede retirar dinero de un TFSA, ¡Y todo lo que se retire es completamente libre de impuestos! Lo que es mejor, las cantidades retiradas se pueden volver a contribuir (a diferencia del RRSP, donde se pierde contribution room al hacer retiros).

Sin embargo, hay un pequeño detalle para tener cuidado con el TFSA: si bien no se pierde contribution room, las cantidades retiradas no se pueden reponer en el mismo año calendario, sino en el siguiente. Para hacerlo más claro, un ejemplo:

Pedro llegó a Canadá en 2012 e inmediatamente contribuyó a su TFSA con $5,000 (el máximo posible, dado que, al no ser residente canadiense en años anteriores, no ha acumulado contribution room). Durante el año tuvo que retirar $3,000 (dejando $2,000 en la cuenta), pero logró recuperar el dinero y piensa recontribuirlo. Sin embargo, dado que ya contribuyó el máximo durante 2012, debe esperar al 1ro de enero del 2013 para tener esos $3,000 de contribution room más el correspondiente a 2013 (que podrían ser $5,000 o $5,500, el CRA confirmará).

¿Cuáles son las fechas que debo saber?

Las contribuciones al TFSA se manejan por año calendario. A diferencia del RRSP, donde se puede contribuir hasta el último día de febrero del año siguiente de la declaración correspondiente (ejemplo, contribuir hasta el 29 de febrero del 2012 y declararlo como parte del 2011), los TFSA se manejan en ciclos que empiezan el 1ro de enero y terminan el 31 de diciembre.

Cualquier adulto residente en Canadá puede tener un TFSA y contribuir independientemente de si tiene ingreso o no. ¿Tu ya tienes un TFSA? ¿Qué opinas del TFSA?

ACTUALIZACIÓN: puedes seguir a la segunda parte de esta serie en este enlace: ¿Cómo lo uso?

6 comentarios

Archivado bajo Inversiones