La magia de los bancos virtuales

Si en los años ’90 te hubieran propuesto tener tus depósitos en un banco que no tiene sucursales, ¿Qué hubieras dicho? ¿Qué dirías ahora en 2014?

Estoy seguro que la respuesta a la primera pregunta es no. Pero dependiendo a quien le preguntes, la respuesta a la última puede ir desde “lo hago desde hace años”, “no me da confianza” o “¿cómo lo hago?”. Así que mejor hablemos bien del tema.

¿Qué son los bancos virtuales, o bancos de internet?

Si bien es muy probable que tu banco tradicional ofrezca una plataforma en línea para manejar tus cuentas, los bancos virtuales ofrecen un modelo de banca completamente diferente. En lugar de tener una red nacional o regional de sucursales que puedes visitar, los bancos virtuales tienen muy pocas, o en algunos casos ninguna, oficinas abiertas al público, y sus usuarios dependen casi enteramente del internet para realizar sus operaciones.

¿Estos bancos ofrecen menos servicios que los bancos tradicionales?

Si bien algunos bancos virtuales pequeños pueden estar limitado a servicios básicos, la mayoría ofrecen la misma variedad de servicios que los bancos tradicionales: diferentes tipos de cuenta, chequeras, transferencias en línea, certificados de depósito (CDs/GICs) y hasta préstamos e hipotecas. Una limitación es la presencia de cajeros electrónicos, o ATMs: sin embargo, el siguiente punto te dirá por qué esto no es un gran problema.

¿Si los servicios son los mismos, cuál es la ventaja de usar un banco de internet?

La gran ventaja de este modelo de banca es la reducción de los costos. Al no tener presencia física y los empleados que allí laboran, los ahorros en gastos de operación se pasan al consumidor. La revista Money hizo el trabajo de comparar bancos virtuales y tradicionales en Estados Unidos, esto fue lo que encontró:

  • Tasa de interés media: Virtual 0.30%, Tradicional 0.05%
  • Porcentaje de las cuentas que son mantenimiento gratis (no fee): Virtual 85%, Tradicional 13%
  • Porcentaje de los bancos que no cargan tarifas por usar ATMs fuera de su red: Virtual 77%, Tradicional 23%

¿Qué preguntas debes hacerte si deseas hacer negocio con un banco virtual?

Antes de que salgas a abrir una cuenta inmediatamente, haz un poco de investigación sobre las opciones disponibles y los beneficios que cada una aporta:

  • ¿Tiene oficinas en físico, o es enteramente virtual?
  • ¿Qué tipo de cuentas ofrecen?
  • ¿Ofrecen plataforma móvil, para accesar en el teléfono celular?
  • ¿De qué manera puedo contactar al banco? ¿Cómo es la calidad del servicio al cliente?
  • ¿Qué mecanismos de seguridad existen para proteger mi información?

¿Cuáles son los mejores bancos de internet en Estados Unidos?

¿Cuáles son los mejores bancos de internet en Canadá?

Desafortunadamente no conseguí alguna comparación de opciones que se vea remotamente imparcial, así que aquí va mi opinión personal:

Disclaimer/Aclaración: Como siempre, a pesar de hacer un esfuerzo razonable para reflejar información real, no puedo hacerme responsable si lo que aquí se refleja resultase incorrecto. Yo personalmente uso CDF y ING. Si decidieras abrir una cuenta de ING, puedes usar el código 39051724S1 para obtener un bono de $25 (yo también recibiría $25).

Comentarios desactivados en La magia de los bancos virtuales

Archivado bajo Crédito, Varios

Los comentarios están cerrados.