Inflación, la ladrona invisible

Esta situación quizás te haya pasado: imagina por un momento que estás arreglando la casa y te encuentras con un dinero que habías dejado debajo del colchón hace 10 años (hace mucho que no limpiabas, eh). Tú recuerdas que eran $100 porque fue un regalo especial. Si estás seguro que nadie lo encontró antes que tú, ¿cuánto dinero esperas encontrar? Seguro estarás pensando que la pregunta es capciosa, y es verdad. Pero aún así, ¿Cuánto dinero hay?

Yo diría que hay dos respuestas: en la primera, la más lógica, hay $100. El dinero sigue estando allí y puedes contar los billetes. Es obvio que hay $100.

Sin embargo, para efectos prácticos, la cantidad que encontraste es menos de $100. Si vives en Norte América, podría decir que en realidad ¡te tropezaste con $82! Todo gracias a la ladrona invisible – la inflación.

Si eres como muchos latinoamericanos, es probable que le tengas desconfianza a los bancos. Total, en nuestros países de origen, muchos bancos fueron a la quiebra y millones perdieron sus ahorros. Quizás te sucedió. En esos momentos, las palabras de la abuela seguro resonaban con insistencia: “hijo, yo siempre guardé mi dinero debajo del colchón y nunca nada me faltó”. 

A pesar de la sabiduría popular, la realidad es que cualquier riqueza que generes, pequeña o grande, se empieza a diluir al segundo que la recibiste, porque la inflación empuja hacia arriba los precios de bienes y servicios que puedes comprar con esa riqueza. En estos últimos años, las consecuencias de la crisis han bajado los índices de inflación, porque hay menos dinero disponible en la economía para comprar la misma cantidad de bienes o servicios. Sin embargo, es muy probable que empezamos a sentir más fuertemente los efectos de la inflación cuando la economía retome el crecimiento.

¿Por qué digo que te encontraste $82 en lugar de $100? Un promedio general de la inflación reciente en Estados Unidos es 2%. Cada año que pasa tu capital pierde 2%. Lo que hoy puedes comprar con $100 es lo que hace 10 años podías comprar con $82. Viéndolo de otra forma, lo que hace 10 años podías comprar con $100, hoy no vale $100, ¡vale 122! En algunos lugares de latinoamérica es aún peor: en Venezuela, lo que hoy puedes comprar con Bs. 100 hace 10 años valía alrededor de Bs. 7.25!

Por eso califico a la inflación de “ladrona invisible”. Nunca la verás apuntándote con un revolver para asaltarte, pero siempre esta sigilosamente tomando lo que le corresponde. En otras entradas discutiremos como protegernos de esta ladrona.

Por cierto, hablando de dinero en el colchón, recuerdo que hace unos años una mujer botó uno que tenía un millón de dólares dentro. ¿Si te encuentraras con $100 debajo del tuyo, que harías?🙂

Comentarios desactivados en Inflación, la ladrona invisible

Archivado bajo Economía

Los comentarios están cerrados.