Lo que de verdad cuesta un almuerzo

Si alguno de ustedes pensaba que había una relación entre el grosor de la billetera y la frecuencia con la comemos fuera de casa, pues no están equivocados. De hecho, la relación es inversa, es decir, cuanto más comemos fuera, menos dinero nos queda. Y muchos en Norte América comen afuera frecuentemente.

En un estudio reciente publicado por Visa Canada, se evidencia que el 60% de los canadienses come al menos una vez a la semana fuera de casa, gastando en promedio $8.80. El estudio también destaca que este ritmo de gastos, en 10 años, sumaría $20,000 después de impuestos. Los residentes de la provincia de Ontario (donde se encuentran Toronto y Ottawa) son los más proclives a dejar dinero en establecimientos de comida, ya que el 20% come afuera 3 o más veces por semana.

Ya en el pasado habíamos hablado de algunos tips para ahorrar dinero haciendo pequeños cambios en nuestras rutinas, y mencionábamos que al hacer brown-bagging (preparar comida en casa para llevar) podrías ahorrarnos hasta $2,500 al año, o $25,000 en 10 años, lo cual no es muy diferente a la proyección que hace este estudio de $20,000.

Para quienes no estén seguros si llevar comida vale la pena, les invito a hacer esto: solo por un mes, hagan el esfuerzo de empacar comida y llevar la cuenta de cuanto gastan (en papel, una agenda o teléfono móbil). Luego pueden retomar su antiguo hábito y llevar la misma cuenta. Cuando obtengan la diferencia, pregúntense si el esfuerzo de preparar la comida vale los $XXX que se están ahorrando (coloqué 3 X porque, según el estudio, esta cantidad promedio pasa de $100).

En lo personal, si bien prefiero muchas veces más el sabor de la comida recién preparada y calentada vs. la que traigo de casa, prefiero el “sabor” de la satisfacción de saber que le puedo dar un uso más efectivo a ese dinero.

Comentarios desactivados en Lo que de verdad cuesta un almuerzo

Archivado bajo Canada, Frugalidad, Varios

Los comentarios están cerrados.