¿Siendo inmigrante, a qué edad podré retirarme?

Una de las principales razones por las que inmigré a América del Norte, como comenté en esta entrada de Finanzas Canadá, es que se puede planear a largo plazo y pensar en el retiro, un concepto que es casi inexistente en América Latina. Sin embargo, una realidad que nos afecta a la mayor parte de quienes inmigramos a estas tierras después de haber vivido y trabajado parte de nuestra vida adulta en nuestros países de origen es que podemos estar en desventaja en lo que concierne a preparación para el retiro, por varias razones:

  • Es más difícil ahorrar dinero en nuestros países. Cuando tenemos ahorros en monedas locales, estos a veces se desvanecen por inflación o devaluaciones.
  • Tenemos menos años de vida laboral para ahorrar y prepararnos para el retiro
  • Tenemos menos preparación y cultura del ahorro y del concepto e implicaciones del retiro
Una de las tareas claves que debemos hacer, individualmente y en familia, es identificar cuales serán nuestras fuentes de ingreso para el retiro. Algunas de estas pueden incluir:
  • Ahorros e inversiones individuales: esto incluye, idealmente, cuentas protegidas como IRAs y Roth IRAs en Estados Unidos o RRSPs and TFSAs en Canadá.
  • Planes de pensión de empleadores: para residentes de Estados Unidos, esto significa los planes 401(k) y similares, mientras que para residentes canadienses estos son los Defined Benefit y Defined Contribution plans.
  • Seguridad Social: este es un aspecto generoso del sistema estadounidense, donde se también se conoce como OASDI (Old Age, Survivors and Disability Insurance), mientras que en Canadá la seguridad social está compuesta del Canada Pension Plan (CPP) y el Old Age Security (OAS).
  • Bienes raices: al envejecer y salir los hijos de la casa (lo cual es el estándar en Norte América), muchas parejas (llamadas “empty-nesters”) deciden vender tus casas y mudarse a condominios o casas más pequeñas, lo cual puede liberar algo de dinero. Dependiendo de las circunstancias, este dinero podría estar sujero a impuestos.
  • Herencias

La mayoría de los expertos coinciden en que, en el futuro, deberemos depender más de nuestros propios ahorros, inversiones y bienes que de la seguridad social, porque cada día hay más gente dependiendo de estos sistemas por cada trabajador activo. Como lo señala Oscar en Finanzas Canadá, por ejemplo, el gobierno canadiense acaba de subir la edad de elegibilidad al OAS de 65 a 67 años. En Estados Unidos la situación no es muy diferente.

Los cálculos de las cantidades que provendrán por cada una de estas fuentes varían mucho dependiendo de las circunstancias individuales. Para inversiones, hay muchas calculadoras de retiro en línea que calculan el monto que se acumula dependiendo de la cantidad invertida, el retorno sobre la inversión y los años que nos quedan para nuestra edad de retiro.

Al comparar todos estas variables podremos tener una idea de la edad en la que podremos retirarnos y lo que será necesario obtener para mantener un estilo de vida decente durante los años dorados.

Comentarios desactivados en ¿Siendo inmigrante, a qué edad podré retirarme?

Archivado bajo Canada, Estados Unidos, Retiro

Los comentarios están cerrados.