¿Qué es Frugalidad?

Frugalidad es una palabra muy poco usada en español. La enseñan muy poco en la escuela, y sin embargo es una palabra tan poderosa que tiene el poder de cambiar nuestras vidas.

Wikipedia la define como “la adquisición de bienes y servicios de manera mesurada y recursiva usando bienes y servicios propios para conseguir objetivos a largo plazo”. Mi definición quizás sea más sencilla: es un estilo de vida en el cual se aprende a vivir “hasta donde arrope la cobija”. Es decir, es una filosofía acerca de llevar una vida sencilla y feliz, donde nuestras necesidades materiales realmente importantes están cubiertas y todo lo demás es prescindible.

En lo personal, la frugalidad es a las finanzas personales como Dios es a la religión: es el centro, la base sobre la cual giran todos los demás conceptos. Es ese concepto que, al internalizarlo, nos permite pasar de preguntarnos “será que esta promoción para comprar XYZ es buena” a una pregunta más fundamental: “¿De verdad necesito comprar XYZ en primer lugar?”

En general, los latinoamericanos hemos sido históricamente frugales: nuestros padres y abuelos casi siempre sabían la diferencia entre “querer” y “necesitar”. Sin embargo, tanto en Norteamérica como en muchas ciudades latinoamericanas, la cultura de consumo ha trastocado estos valores, particularmente en las nuevas generaciones. El éxito del consumismo ha sido justamente borrar la zona gris que separa lo que “queremos” vs. lo que “necesitamos”. Basta hacernos unas pocas preguntas para darnos cuenta: ¿Alguna vez…

  • Compraste algo solo porque alguien conocido ya lo tenía?
  • Compraste algo en promoción, solo porque no podías dejar pasar esa promoción?
  • Alguien te convenció que “debías” tener el producto XYZ, y lo compraste aunque en el fondo sabías que no era así?
  • Satisfaciste alguna necesidad real (por ejemplo, hambre) con una alternativa que sabes que era más de lo que necesitabas (por ejemplo, fuiste al restaurant más costoso)?
  • Adquiriste una deuda en cualquiera de las situaciones anteriores?

Ojalá las respuestas fueran siempre un rotundo “No”, pero como no siempre es así, este tipo de preguntas pueden al menos guiarnos hacia los cambios que necesitamos hacer si deseamos llevar un estilo de vida frugal.

Y para tí, ¿Qué es frugalidad? ¿Que otras preguntas pueden ayudarnos a ver si llevamos un estilo de vida frugal o no?

5 comentarios

Archivado bajo Frugalidad